CP Redacción _

Tenerife contará con uno de los cuatro radiotelescopios de la red atlántica para medir el nivel del mar y los desplazamientos de las placas tectónicas

La finca La Orilla, dependiente del Cabildo, en el Parque Rural de Anaga, se postula como lugar idóneo para la ubicación de una estación geodésica que medirá la variación del nivel del mar o los desplazamientos de las placas tectónicas. Entre sus  instalaciones incluye uno de los cuatro radiotelescopios integrados en la Red Atlántica de Estaciones Geodinámicas y Espaciales, RAEGE, de ámbito mundial.

La inversión global para su construcción, entre instrumentación y edificación, ronda los 3,8 millones de euros, y deja abierta la posibilidad de estudiar la implantación, a medio plazo, de un centro operativo en la zona urbana de Tegueste. Estas actuaciones redundarán en el aumento de expectativas para el empleo y la proyección del municipio y de la Isla en general.

El pasado día 23 de julio, el consejero insular de Política Territorial, Miguel Ángel Pérez, se trasladó hasta el lugar en compañía del viceconsejero de Política Territorial del Gobierno de Canarias, Jesús Romero, para conocer las características del proyecto de la mano del subdirector general de Astronomía, Geodesia y Geofísica del Instituto Geográfico Nacional, IGN, Jesús Gómez, y la directora en Canarias del mismo organismo, María José Blanco. Así, junto a personal técnico de las tres instituciones, se plantearon, también, cuestiones como la necesidad de estudiar la mejor manera de habilitar el Planeamiento para que esta iniciativa sea viable.

Miguel Ángel Pérez señala que “será el Área de Política Territorial del Cabildo la responsable de la elaboración del proyecto con una propuesta técnica de ordenación, la evaluación ambiental y la normativa necesaria para posibilitar que el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Rural de Anaga pueda recoger los nuevos usos científicos y dotacionales que supondrá la implantación del radiotelescopio”.

La estación geodésica de Tenerife es un proyecto conjunto del IGN, el Gobierno Regional de Azores (Portugal), y el Instituto Geográfico Portugués. Su elevado interés científico y tecnológico radica en que posibilita la mejora y profundización en el conocimiento a escala planetaria de procesos geodésicos, geofísicos y geodinámicos tan importantes como la variación del nivel del mar motivada por el cambio climático, o los procesos de desplazamiento de las placas tectónicas. Para ello, toma como puntos fijos de referencia radiofuentes lejanas (quásares), exteriores a esta galaxia.

De igual modo, con la avanzada tecnología de los radiotelescopios de esta red se espera llegar a precisiones de un milímetro, nunca hasta ahora alcanzadas, en distancias entre continentes que llegan a los 8.000 kilómetros. Los datos los recibirán casi en tiempo real centros de procesado dependientes de instituciones científicas internacionales, como la Unión Internacional de Geodesia y Geofísica y la Unión Internacional de Astronomía.

Tenerife (junto a dos islas del archipiélago de Las Azores, Santa María y Flores), así como la localidad de Yebes, en la provincia española de Guadalajara, han sido elegidas para la instalación de estas estaciones geodésicas de este proyecto internacional, pues se encuentran en tres placas tectónicas distintas (placas africana, americana y eurasiática).

Cabe destacar que, tras el estudio de varias alternativas de ubicación en la isla de Tenerife, que está determinado por diversos condicionantes geográficos, de accesibilidad y de estabilidad del suelo, la localización más idónea ha sido la finca La Orilla, dentro del Parque Rural de Anaga, que está gestionado por el Cabildo. Este sitio cumple también con la necesidad de que las instalaciones se hallen alejadas de la contaminación electromagnética urbana y de fuentes de radiofrecuencias que puedan interferir en las sensibles mediciones de los dispositivos que se van a implantar.

Publicado en Tecnología