© Crónicas Atlantes / Juanca Romero Hasmen

Esta semana queremos adentrarnos en un excelente libro, a través del que conseguiremos descodificar las claves de nuestras propias emociones. Ana Moyano es la autora de “Emoción-Arte. Domina tus emociones y transforma tu vida”, que bajo el prestigioso sello de Editorial Odeón, nos ofrece una obra de consulta, una necesaria guía escrita con calidad y garantía de éxito. Con su autora he podido charlar hace tan solo unos días al calor de un café.

¿Son las emociones las que tejen el entramado de nuestras vidas?

Evidentemente las emociones juegan un papel crucial a la hora de forjar el entramado de nuestras vidas, si bien no están solas. Los eventos que nos acompañan, nuestras formas de concebir la vida, nuestras creencias… son también piezas de un mismo puzle. Está claro que las emociones son potentes motores de nuestras formas de vida, pero tomémoslos en conjunto, consideremos también el resto de aspectos para construir una vida plena y llena de sentido.

¿Verdaderamente estamos preparados para identificar nuestros sentimientos de forma efectiva?

A ver, desde mi perspectiva profesional me gustaría señalar que, en realidad, está habiendo un avance teórico en este sentido, es decir, cada vez más en colegios y otras instituciones, se valoran y trabajan las emociones, sin embargo, a pesar de ello, continuamos teniendo problemas a la hora de ponerlo en práctica, no estamos siendo capaces de extrapolar la teoría que aprendemos a nuestro día a día, a nuestra forma de ser, a nuestra forma de sentir. Aún nos cuesta distinguir las distintas emociones y, sobre todo, lo que es más importante, nos cuesta manejarlas, controlarlas, aceptarlas…

Una vez logramos identificarlos, ¿Cuál sería la forma correcta para actuar?

Una vez “etiquetada” la emoción de forma correcta, lo primero que deberíamos hacer es ACEPTARLA. Nos sorprendería saber el número de veces en las que somos incapaces de aceptar una determinada emoción, por poner un ejemplo te diré, ante una pérdida emocional (ruptura de pareja, pérdida de un trabajo…) cuántas veces nos dicen, e incluso nos decimos, no llores, no pasa nada, no te preocupes, no te pongas así, sé fuerte… y un sinfín de “consejos bienintencionados” que lo único que buscan al final es la “negación” de la emoción, una emoción que resulta natural y necesaria para la gestión adecuada del conflicto. Una vez aceptada dicha emoción debemos conocerla mejor, a ella y a los elementos que la rodean, pensamientos, acciones, contextos…. Por último, tras los pasos previos debemos actuar, poner en marcha distintas estrategias de resolución, medidas a tomar para continuar con nuestras vidas de la manera más reforzada posible.

¿La crisis emocional está implícita al ser humano? ¿Superarla es tarea para Titanes?

A la primera pregunta te responderé de manera rotunda, SÍ. Una crisis no es, ni más ni menos, que una ruptura con la realidad que vivíamos hasta el momento, y la vida está repleta de roturas y cambios, están a la orden del día, desde el mismo momento de nuestro nacimiento. Una crisis emocional implicaría una ruptura en las emociones que venimos experimentando, para bien o para mal. En nuestra sociedad las crisis se viven de una manera negativa, sin embargo, sobre todo en lo que se refiere al ámbito de las emociones, las crisis nos pueden ayudar a crecer, a evolucionar, a superar obstáculos, pueden constituirse como motor de nuestras vidas, es por ello que, el hecho de que vayan inevitablemente ligadas al ser humano, es un beneficio para nuestra especie y nos permite desarrollarnos exponencialmente. Respecto a la segunda parte de la pregunta, la respuesta no resulta tan rotunda, porque como dice la canción “depende”. Depende de nuestra actitud, de nuestra destreza a la hora de manejar las emociones, de la magnitud de la crisis en cuestión, de los soportes sociales con los que contemos, de los recursos… En cada ocasión emprenderemos una lucha determinada y concreta, de la que saldremos antes o después dependiendo de diversos factores, de aquí la importancia de aprender a identificar, conocer y manejar las emociones, propias y extrañas, así todo será mucho más sencillo.

¿Somos consecuencia de nuestras emociones, o ellas lo son de aquello que somos?

Pregunta compleja. Quizá la respuesta más correcta sea “ambas cosas”. Nuestra existencia se supedita en ocasiones a lo que sentimos, a nuestras emociones y la forma de vivirlas, pero también reaccionamos de una u otra manera a las emociones o, sentimos una emoción u otra, según seamos, según nuestros valores, creencias, cultura… aquí radica la importancia de conocernos y conocer el mundo emocional que nos rodea, el propio y el ajeno. Es crucial saber qué y cómo sentimos, qué y cómo se siente.

¿ES tu libro “EMOCIÓN-arte”, una obra especialmente escrita para…?

AYUDAR, ayudar a simplificar el mundo de las emociones. Tratar de llegar a ellas de manera práctica y sencilla para, de alguna forma, colaborar con el bienestar de la sociedad que nos rodea, ya que, a mi modo de ver, estamos aquí para eso, para ayudarnos unos a otros, para forjar una sociedad unida, hermanada y capaz de vivir en armonía.

¿Qué es tener una vida plena?

No hay una única respuesta a esta cuestión. Lo que para mi sería una vida plena, posiblemente para otro no lo sea, sin embargo, uso en multitud de ocasiones esa expresión como símbolo de felicidad, de consecución de los logros perseguidos a lo largo de una vida, sean cuales sean, no soy quién para juzgar los sueños de alguien, es más, creo firmemente que cada individuo debe tener sus propias metas, todas son adecuadas siempre que sean autoimpuestas. Por dibujar algo más el concepto por el que me preguntas te diré, poniendo un sencillo ejemplo práctico que, para mí, tener una vida plena es una sensación semejante a la que se puede experimentar después de un duro día de trabajo en el que has logrado resolver ese reto que se te planteaba al inicio de semana, llegas a casa y todo está bien, logras abarcar todo lo que te planteaste al inicio del día y, a la postre, te sientes con energías para continuar y organizas una fantástica cena con amigos que sale de lujo. Ese cúmulo de logros podría acercarse de manera sutil a la sensación de plenitud, es cierto que cuando hablamos de plenitud de vida, nos referimos a algo superior, menos pragmático, sin embargo, la PLENITUD con mayúsculas se logra con la suma y multiplicación de pequeñas situaciones en las que te sientes altamente satisfecho, en las que te sientes pleno, crees que no necesitas nada más, crees que todo es posible, que todo es simple y llanamente, perfecto.

¿Existe una fórmula para cumplir nuestros sueños?

Pues, aunque no se trate de una fórmula matemática, creo que sí, sí que existe. Está claro que, en primer lugar, para lograr un sueño éste debe de ser, en cierta forma, alcanzable, de otra manera, pasaría a ser una utopía. Es verdad que, en ocasiones, por definición, tendemos a afirmar que un sueño es algo irreal, algo que no podemos alcanzar, sin embargo, a mi me gusta diferenciar entre sueño y utopía. El primero sería algo que, aunque complejo, con esfuerzo, actitud y las acciones adecuadas, puede llegar a hacerse efectivo, mientras que el segundo implica una imposibilidad en su ejecución por cualquier aspecto relevante o no. Para terminar, me gustaría decir que hay un ingrediente fundamental en nuestro guiso emocional con el que podremos, apoyado de otros aspectos, hacer realidad cualquier sueño, este ingrediente es, ni más ni menos, que el conocimiento personal y la seguridad en uno mismo, la certeza de que somos lo mejor que tenemos y que valemos oro, desde este supuesto, todo empieza a tornarse posible.

Nuestra vida es el resultado de una transformación continua. ¿Es esta una afirmación acertada?

Por supuesto, vamos evolucionando de manera constante y continua desde el inicio de los tiempos, jamás dejamos de evolucionar, es una carrera de fondo en la que elegimos caminos diversos de manera continuada, cada día tomamos decisiones que determinan el resto de nuestra vida, si bien, en más ocasiones de las deseables, no somos conscientes de ello. Nuestra vida se va transformando diariamente en multitud de aspectos, desde el plano físico al emocional.

Entramos en una librería y vemos “EMOCIÓN-arte. ¿Por qué debemos hacernos con él?

Fundamentalmente porque, tal y como hemos estado hablando a lo largo de toda la entrevista, no siempre sabemos qué hacer con lo que nos sucede. EMOCIÓN-arte pretende ser una obra de consulta y enriquecimiento personal en la que apoyar el desarrollo individual hacia el logro emocional en nuestro día a día, una sencilla herramienta basada en la práctica que nos ayude a lograr todo aquello que nos proponemos en el ámbito de las emociones. La vida es corta y pasa rápido, no debemos desaprovechar ni un instante, es por ello que me decidí a escribir sobre este tema, ya que, bien manejadas, nuestras propias emociones pueden impulsarnos a vivir mejor, a superar problemas que en otro momento de nuestra vida nos podrían parecer insuperables, en definitiva, pueden suponer el motor de nuestra existencia. He tratado de poner al servicio de todo aquel que quiera acercarse a él, un cúmulo de experiencias, propias y ajenas, entorno al mundo emocional para tratar así, de ayudarnos unos a otros de manera sencilla y positiva. Las experiencias de otros pueden ayudarnos a vivir nuestra propia vida, saber que lo que nos sucede es normal, cómo abordarlo, lograr superar momentos vitales duros… en definitiva, afrontar la vida tal cual nos llega y “echar para adelante” es a lo que pretende ayudar este libro, una pequeña o gran aportación dependiendo del punto de vista del que se mire.

Publicado en Crónicas Atlantes

© Crónicas Atlantes / Juanca Romero Hasmen

 

 

Entrevista con el escritor Jacobo Otero

Hace ya algunos años, tuve la fortuna de cruzarme en mi recorrido vital con un escritor de los disciplinados, de esos que aportan a la palabra el valor que por derecho le corresponde. Moviéndose cómodamente en las aguas del thriller, Jacobo Otero maneja magistralmente la trama de sus novelas para convertir los escenarios literarios en rincones palpables por el lector. Su última – siempre penúltima- novela lleva como título EL INSTRUCTOR, ediciones Éride, un apasionante viaje a través del género policiaco que tantas satisfacciones ha dado a pretéritas generaciones y que para alegría de muchos, gracias a novelas como esta se muestra muy vivo.

Eres un escritor valiente; igual tocas en tus libros temas controvertidos como  los atentados del 11 de septiembre, como te pones en clave erótica o tratas asuntos ligados a la mitología clásica. ¿Una clara apuesta por marcar un estilo propio en lo que escribes por encima del tema a tratar? - Casi me sale una carcajada ante esta pregunta, y es que no puedo olvidar lo que llevan diciéndome toda la vida. Si fuera más dócil, seguramente habría caído mejor a la gente, abriéndose de esta manera puertas que dan acceso a estancias que algunas personas ni siquiera saben que existen. Pero hay algo que siempre he tenido tan claro como mis ideas, y es que no le pongo precio a la dignidad. Escribo sobre lo que me gusta, y salvo en el caso de esa novela erótico-mitológica, que fue un encargo de mi editor, esa es la línea a seguir. Pero hasta en esa entre comillas excepción que supuso EL OCTÓGONO DE CANDIÁ, me dijeron algo que usted reseña de forma muy directa en el enunciado: no renunciar a mi estilo. Y eso me gustó. Es evidente que disfruto escribiendo  thrillers, pero el resultado final tampoco es que se adapte al cien por cien a dicho género. Lo mismo con cualquiera de las otras novelas ya publicadas, y más aún con la que en estos momentos está en fase de elaboración. En definitiva, que si hay un detalle que me caracteriza por encima de los demás, es que siempre cuento una versión que difiere de la oficial. Quizá esa sea la gracia.

Instructor Rotulo001¿Es “EL INSTRUCTOR” una novela policiaca a la antigua usanza, de las que se pinta de negro? - EL INSTRUCTOR es sin duda una novela policíaca en la que el lector se va a encontrar con muchos de los elementos típicos del género, pero no por ello puede decirse que es "otra de polis", o en la que las intrahistorias acaban ahogando la trama principal. Hay quien me ha dicho que tiendo a ser en ocasiones muy maniqueo, con buenos de postín y malos malísimos, y aunque en esta novela queda claro quién es quién, lo cierto es que se profundiza sobre esos condicionantes que a veces le llevan a uno a ser de una manera o de otra. Es por eso que en cierta medida algunos personajes, más que teñirse de negro, pululan entre una amalgama de tonalidades grisáceas.

¿No estamos hablando de la continuación de la trilogía que has publicado con anterioridad, verdad? - Si bien hay algún personaje común a los que ya aparecieron en la trilogía, EL INSTRUCTOR puede leerse de forma independiente sin que la persona que se acerque a la trama necesite de otras referencias que las que se le ofrecen en la novela. Más que continuar, sería un fenómeno parecido al de esas series que dan pie a otras ,algo que ahora se ha vuelto a poner de moda con ROUGE ONE, o los ya  clásicos FRASER y AÍDA que nacieron gracias a  éxitos  como CHEER,S y SIETE VIDAS. 

Instructor Rotulo003¿Hay algunos guiños de tu alter ego en la novela “EL INSTRUCTOR”? - Ya en otras ocasiones ha habido lectores que me identifican con alguno de los personajes principales, si bien siempre he dicho que no pretendo ser como John Le Carré y George Smilley, Len Deighton y  Bernard Samson o Tom Clancy y su Jack Ryan. Pero en esta ocasión debo admitir que Agustín Freixanes y yo somos más parecidos de lo que quisiera. En medio de la ficción, no he podido evitar que viva, o más bien "reviva" episodios autobiográficos. Eso sí, no le hago caer en el ridículo que tan magistralmente nos mostró Luís Landero en sus JUEGOS DE LA EDAD TARDÍA.

Al margen de la trama policiaca, esta es una novela con grandes pinceladas históricas ligadas a la isla de Menorca, escenario principal de la obra. ¿Qué te une a esta bella isla balear? - Viví en Menorca durante casi un año, y la verdad es que tanto la isla como sus gentes llegaron a cautivarme de forma muy especial. Quizá se deba a que fue la primera vez en la que realicé un trabajo serio y ello contribuyó de forma muy positiva en mi autoestima. Y por qué negarlo: gracias a ese viaje acabé conociendo a la que hoy es mi mujer. Y eso sin duda es lo más importante. De no haber tomado aquel avión hace ya quince años, a saber dónde estaría hoy. 

Libro Instructor2¿Es “EL INSTRUCTOR” una novela en flashback? - Más que una novela en "flashback", cosa que sí ocurre por ejemplo en EXPEDIENTE OTHALAN, con  EL INSTRUCTOR planteo un experimento que en cierta medida nos lleva a aquella serie mítica de los 70 y 80 que fue Colombo. Al inicio de cada capítulo, uno sabe quién es el malo, pero desconoce las causas que le han llevado a cometer el crimen. Aquel comisario poco corriente y de aspecto desastroso no parece el más indicado para resolver nada, y sin embargo, acaba dando con la clave. Sin ser exactamente lo mismo, en las páginas de esta novela se encontrará con un planteamiento similar, lo cual no quiere decir que no vaya a haber sorpresas.

Deja que sea punzante con algunas preguntas. ¿Se hace buena novela negra en España? - Podría intentar ser diplomático, o tirando de tópico, responder con otra pregunta (como buen gallego), pero no voy a hacerlo. He disfrutado leyendo muy buenas novelas, y me aburrí como una ostra con otras. Incluso hubo una que tuve que dejar, y no es cosa que suela ocurrirme. Pero como no me gusta hablar mal de nadie, solo voy a citar a aquellas obras con las que me lo  he pasado en grande  con independencia de lo amables que hayan sido conmigo sus creadores: COMPLOT EN MADRID o EN CANARIAS SE HA PUESTO EL SOL de Jordi Sierra i Fabra; LA COMISARÍA NORTE, de José Luís Romero; la trilogía de Dolores Redondo, y como no, EL ÚLTIMO TRABAJO DE GERMÁN CÁRDENAS de mi amigo Carlos Meneses.

¿Este es un género literario para un tipo de lector especializado? - Creo que no. El género policíaco-negro-intriga, debe ser sobre todo una ventana abierta al entretenimiento. No digo con ello que deba recurrirse a una trama simple o deslavazada (como a veces nos encontramos), pero tampoco algo tan complejo que convierta al lector en una especie de maestro ajedrecista. Como bien decía mi abuela: “en el término medio está la virtud". Lo difícil es hallar dicho equilibrio.

Instructor Rotulo002¿De qué adolece el mundo de las letras en nuestro país? - Aquí si voy a mojarme. Adolece de un mal que venimos arrastrando desde hace siglos y que nadie parece dispuesto a sacudirse de una vez por todas: el sectarismo. O eres de los míos o estás contra mí. O te apuntas a la corriente ganadora, o te arriesgas a ser un apestado que no va a entrar en el círculo ni aunque te toque el mayor premio jamás repartido en la lotería. Da igual el ramo: cantantes, artistas, actores o escritores. Si no eres  del clan, no sales en la foto. Y esto que digo lo he visto muy de cerca.

¿El gran enemigo de un escritor? - Los grandes enemigos del escritor son dos; uno mismo y otro escritor. Al primero se puede aprender a domarlo a base de rebajar nuestro propio ego/soberbia, y aceptar que ni somos los mejores, ni tenemos por qué gustar a todo el mundo. Lo segundo ya es más complicado de controlar. La historia nos ha regalado enfrentamientos míticos como Lope-Calderón, Quevedo-Góngora o Shakespeare-Marlow. Hoy, que ninguno podemos compararnos a dichos talentos, te quedas con el típico fariseo que a la vez que te da palmadas en la espalda por detrás está deseando que te hundas. No hay cosa más celosa que otro autor que crea que puedes pisarle una cota de mercado.

¿Y el gran cómplice? - El cómplice será siempre el público. A él no se le puede engañar. Por eso siempre digo, que cuando uno no esté realmente inspirado o se halla cansado de crear, lo mejor es dejarlo.

Llego a la librería y veo “EL INSTRUCTOR” mostrándose seductor frente a mí. ¿Por qué debo comprarlo? - Porque con independencia de una trama que engancha desde el primer capítulo, uno va a sentir que los personajes no son tipos irreales, sino uno compañeros con los que querrías sentarte a la mesa

 

PUBLICIDAD

ConsulTarot 960X

Publicado en Crónicas Atlantes

CP Entrevista _

© Juanca Romero Hasmen

“Canarias cuenta con cientos de lugares en los que gobierna el misterio y lo insólito”

Adelantamos los contenidos de GUÍA MÁGICA DE CANARIAS (Luciérnaga, marzo 2015), el nuevo libro de José Gregorio González.

 

En su despacho gobierna el característico desorden de quien tiene una mente inquieta y creativa. Damos por hecho que sabe dónde están sus papeles, fotografías y archivos en ese bosque de libros en el que desarrolla parte de su trabajo. Aunque parece cansado, los ojos de José Gregorio González tintinean cuando hablamos de Canarias y de sus misterios, dejando ver un alma curiosa e inquieta a través de una mirada entusiasta e infantil, una mirada que por momentos se vuelve tan penetrante que parece estar leyendo dentro de ti. ¿Es posible que los testigos de lo extraño a los que ha entrevistado en sus investigaciones se hayan sentido un poco así, como un libro abierto ante nuestro escritor?...preferimos no saberlo.

Cordial como siempre, junto a un café, arrancamos nuestra conversación mientras a cierta distancia nos acompaña en silencio su compañera de vida, su pareja, a la que le une más de media vida juntos además de un hijo que deja sentir su presencia en la habitación contigua. El pequeño pasó por allí un rato antes, desplegando simpatía y un agudo sentido del humor. Ella no interviene y se mantiene discreta en un segundo plano, pero su compañía y paciencia parecen haber sido esenciales para que el autor de GUÍA MÁGICA DE CANARIAS haya podido dar forma a tantos proyectos.

“Es cierto –nos dice González cuando le abordamos con este asunto-, en estos años de no haber estado acompañado de una persona sensible y comprensiva, con gran paciencia, muchas cosas que he podido sacar adelante no habrían sido posible. Y para mi es especialmente meritorio, ya que su simpatía por estos temas no es especialmente grande y sin embargo, ha transitado conmigo muchos lugares y conocido a muchas personas relacionadas con estos temas, algo que no siempre ha resultado agradable. Hablemos del libro un rato”

JGregorio2

Perfecto, hablemos del libro. GUIA MÁGICA DE CANARIAS es una revisión de un auténtico clásico, CANARIAS MÁGICA, un libro que en su momento tal y como tú mismo has comentado en alguna ocasión, te costó mucho tiempo sacar adelante. -Así es. Cuando lo publiqué en 2003 había detrás del mismo más de una décadas de viajes, cientos de visitas y entrevistas…muchas horas y mucho trabajo. Fue un proyecto al que además me costó darle forma puesto que se fueron cruzando otros libros por el camino, otras ocupaciones. Al final junto a Jesús Callejo, mi amigo y editor, lo editamos logrando una aceptación inmediata.

La versión que ahora publicamos está revisada, actualizada y ampliada con más datos y nuevas referencias que refuerzan nuestra convicción de que Canarias es un territorio del misterio con mayúsculas, unas islas en las que el misterio y lo insólito gobiernan en cientos de lugares.

Quienes te siguen saben que tu misterio preferido es el de la Luz de Mafasca, o de manera más genérica el de las luces populares, ¿te ocupa de ellas en este libro? 

- ¡Por supuesto que me ocupo! Hablo más extensamente del asunto en Canarias Misteriosa, pero es inevitable que invite a los lectores en GUIA MÁGICA DE CANARIAS ha recorrer algunos lugares de Fuerteventura, La Palma o La Gomera en los que este fenómeno se manifiesta con asiduidad.

Para mi es fascinante, por frecuencia, cercanías y comportamiento que denota autonomía e inteligencia. Por eso he dedicado tantos años a su estudio, a inventariar su presencia, indagando en lo que vivieron decenas de testigos, en las leyendas que se han gestado para explicarlas, en su confrontación con fenómenos similares ajenos al archipiélago y en los enfoques científicos que le podemos dar al asunto. No me ruborizo en absoluto, ni me duele pecar de pretencioso por ello, afirmar que he indagado en este asunto por toda Canarias como ninguna otra persona. Aún así, sigo teniendo hambre de más casos, de más datos y testigos…

JGregorio1El pasado de Canarias ocupa mucho espacio en tu libro, con asuntos arqueológicos, templarios, objetos y personajes milagreros, simbolismo en la arquitectura… - Tenemos un patrimonio, enriquecido por la incidencia que lo insólito ha tenido en el mismo realmente espectacular. Contamos con el más espectacular de los templos levantados por la masonería en España; iglesias decoradas con símbolos herméticos como la esvástica, gárgolas sexuales o representaciones claramente esotéricas; cuadros que sudaron milagrosamente o detuvieron bombas; plazas que rinde homenaje al zodiaco…Es un empezar y no acabar. ¿Estuvieron los templarios en Canarias? De ser así, ¿dejaron huellas? ¿Qué nos cuentan los yacimientos arqueológicos de los antiguos canarios? ¿Podemos vivir desde ellos, como máquinas en el tiempo, los fenómenos astronómicos hacía los que fueron orientados por razones sin duda trascendentes? Yo me hago estas preguntas impulsándome a una búsqueda de respuestas que para mi es apasionante.

¿Y de OVNIs?, ¿hablas de OVNIs en esta edición? - Muy poco. Por razones de espacio y buscando priorizar otros temas, el tema OVNI que contaba con capítulo propio en la edición de 2003 aparece en esta de forma transversal. De todas maneras de OVNIs ya me ocupo ampliamente en otros libros.

¿Tiene José Gregorio un lugar de Canarias predilecto por la incidencia del misterio? - En absoluto. Tengo un fenómeno predilecto, que ya comenté, pero no un lugar. Todos son especiales y cuando estoy en ellos, intento sentir, comprender, vivenciar los elementos que lo convierten en especiales. Me encanta ver, simplemente contemplar, la plaza zodiacal de Santa Cruz; recrearme en la fallada egipcia del templo masónico de la misma ciudad; respirar el energetizante aire del Bosque de Osorio en Gran Canaria; contemplar el espectacular paisaje palmero que se vislumbra de la Cruz del Time; imaginar las escenas que se vivieron en lo que hoy son las ruinas de la casa del Alma de Tacande; lo sientes en el Alto de Garajonay o en la cima de Tindaya no lo experimentas en ningún otro lugar; la necesidad de saber qué demonios quisieron decir los que garabatearon El Julan sólo lo puedes experimentar allí; o recorrer un lugar tan hermoso y preñado de historia como Teguise, o lo haces en Lanzarote o no lo haces en ningún lado.

La conversación prosigue por otros derroteros… por tu opinión a cerca de la salud del periodismo de misterio, por tu trayectoria personal en los medios tras 25 años y, entre otros asuntos, por esa iniciativa divulgativas en la que estás enfrascado con rutas mágicas y maratones de charlas. Aunque es otra historia de la que llegado el momento hablaremos, no es menos cierto que parece estar en sintonía con el libro que nos ocupa. - Hombre, la verdad es que este tema es muy ilusionante. Ten en cuenta que precisamente esa la idea de la GUÍA MÁGICA DE CANARIAS y de su primera edición de 2003, que la gente viera a Canarias con otros ojos, que pusiera en valor su patrimonio alternativo e insólito. Personalmente vengo apostando por el potencial que el turismo de misterios tiene en Canarias, y hasta la fecha las iniciativas emprendidas por particulares, empresas e incluso instituciones, han sido tímidas. Ahora, directamente, estamos haciendo nuestra propia aportación que espero, de verás, que con rigor inspire otras muchas. Además, pasear con lectores y personas afines a estos temas por los territorios del misterio que abundan en las islas es una experiencia única.

¿Otros proyectos…? - Algunos, pero de momento ninguno ha tomado las riendas. Estoy en una etapa vital en la que debo gestionar de manera aún más eficiente mí tiempo. De momento quiero vivir con algo más serenidad, manteniendo en forma mi curiosidad y vitalidad.

 

Publicado en Entrevistas