Sábado, 07 Julio 2018 21:28

VIOLET JESSOP, ¿GAFE O MILAGRO?

BannerC.Atlantes

 

Violet Jessop, ¿gafe o milagro?

 

En esta serie dominical estamos acostumbrados a escribir sobre misterios y enigmas, muchas veces poco palpables o demostrables, al menos desde un método científico. Pero el misterio tiene miles de caras para mostrar, y una de ellas es la que se muestra palpable, con datos irrefutables y que enlazan directamente con el ser humano. En esta ocasión conocemos la increíble historia de Violet Jessop, una mujer valiente, una superviviente. Para ello, rescato de mi particular fonoteca radiofónica, la charla mantenida con mi buen amigo y excelente investigador, Daniel Revueltas.

Una historia increíble la que protagonizó esta mujer, Violet Jessop.  

- Su nombre real era Violeta Constanza Jessop, y pasó a la historia como Violet Jessop. Su historia es realmente impresionante, de esas  que a uno le hacen pensar en que las casualidades no existen.

Uno puede ser testigo o incluso protagonista de una historia que podemos catalogar como insólita, misteriosa, o incluso desagradable. Pero es que en el caso de Violet, se acumulan este tipo de historias... ¿hasta cuántas podemos contabilizar?

- ¡Desde luego! Toda su vida se sale de todo lo corriente, pero en concreto muy destacables tres acontecimientos en su historia, que marcarían algo fuera de lo normal.

… Sobrevivió a tres de los mayores naufragios de la Historia.

- Correcto. De hecho yo creo que es la única persona que se ha encontrado en esa tesitura. Nació allá por el 1887, en Buenos Aires, hija de inmigrantes irlandeses y desde muy pequeña tuvo una vida marcada por la tragedia. Siendo muy niña contrajo una tuberculosis, y los médicos le predijeron que viviría poco tiempo. Pero esta luchadora sobrevivió a la enfermedad, y cuando tenía apenas 20 años, terminó por hacerse cargo de toda su familia. Su padre murió siendo ella muy joven y su madre enfermó también, y con apenas 20 años ella se hizo cargo de la economía familiar. De modo que empezó a trabajar de camarera en una pequeña línea naviera, llamada la Royal Mail, y de ahí surge todo lo siguiente que contaremos.

Vamos entonces a subirla en un barco, y a situarla en el primero de los escenarios.

- La historia de esta mujer comienza con el famoso Olympic, que era el mayor trasatlántico que se construyó en 1911. Ahí es donde Violet es contratada para trabajar como camarera por una archiconocida naviera, la White Star Line.  Este mega-trasatlántico llamado Olympic, al poco tiempo de ser estrenado, colisionó contra otro crucero llamado Hawke, el 20 de septiembre de 1911, y nuestra amiga Jessop, ya iba en aquel barco… ¡sobrevivió! Fue el prólogo de todo lo que después le acontecería, porque dentro de los tres accidentes, éste fue el menos grave, porque no hubo muertos. Los dos barcos regresaron enteros a puerto.

 Curioso que en la inmensidad del océano, dos barcos colisionen, ¿verdad?

- Puede ser un dato que no mucha gente conozca, pero el capitán del Olympic, es otro no menos conocido personaje, pues es el famoso capitán E.J. Smith, que como sabréis fue el famoso capitán del tristemente desaparecido Titanic.

Sale viva de esa colisión pero poco tiempo después, en un año, ¿se sube en qué otro barco?

- El 10 de abril de 1912, es contratada para trabajar como camarera del Titanic. Está todo documentado. Parece una broma macabra del destino. Además fíjate que es curioso, porque Violet después del primer accidente, tenía pocas ganas de seguir navegando, pero fueron sus propios familiares los que la animaron a embarcar en el Titanic. Otro dato también poco conocido, es que el Titanic estuvo a punto de repetir la misma colisión del Olympic, nada más salir del puerto, justo al salir a mar abierto, a poco metros de impactar con un barco de vapor. Finalmente el Titanic logró esquivar a ese pequeño barco, pero… ¿qué hubiera pasado si hubiera chocado?

Estamos hablando de 1523 personas las que mueren en ese accidente, sobreviven unas 700 personas, entre ellas Violet. ¡Vamos que tuvo que haber pasado muy malos momentos en esas aguas oscuras!  

- Como todos sabemos, el accidente del Titanic ocurrió de madrugada, concretamente la del 14 al 15 de abril de 1912, y efectivamente, fue una de las tragedias más grandes que se recuerdan a nivel marítimo. Violet superó aquel trance, y todavía le quedarían ganas de embarcar en otro gigantesco crucero…

Vamos a esa tercera catástrofe. El 21 de noviembre de 1916, esta mujer ya subida en otro barco, se enfrenta de nuevo al funesto destino.

- Concretamente en el tercer gran gigante marítimo que fabricó esta naviera, la White Star, que era realmente un crucero creado para sustituir al Titanic apenas dos años después, en febrero de 1914. Estrenaron el Britannic, lo que ocurre es que al coincidir con el inicio de la Primera Guerra Mundial, nunca llegó a estrenarse como crucero de lujo, y tuvo una labor a nivel de hospital del mar para atender a todos los heridos que se dieron en este conflicto. En esta ocasión, Violeta, en lugar de ser camarera, fue contratada como enfermera. El 21 de noviembre de 1916, mientras este grandísimo barco atraviesa el Canal de Kea en el Mar Egeo, sufre una tremenda explosión que la mayoría de las teorías apuntaban a que se había tratado de una mina o un torpedo, que impactó contra uno de los laterales del barco… como no podía ser de otra forma, Violet también sobrevivió a esta tragedia. La misma Violet relataba a su familia y más allegados, que fue la única ocasión en la que tuvo realmente miedo y la sensación de que podía llegar a fallecer. Fue rescatada gracias a la enorme mata de pelo rojizo que tenía, pues por ella la vieron.

Es escalofriante la vida de esta mujer. ¿Cómo murió?

- Murió el 5 de mayo de 1971. Falleció mayor, en una pequeña villa de tipo inglés que se construyó, Great Anfield en Suffolk. Allí cuidaba de sus animales, y murió ya por la edad, culpa de una insuficiencia cardiaca. Desde luego es un caso sorprendente.

Publicado en Crónicas Atlantes
Domingo, 06 Noviembre 2016 11:30

Cara a cara con Satanás

Canarias Plural - Sociedad _

CRÓNICAS ATLANTES
© Juanca Romero Hasmen

 

Cara a cara con Satanás

Entrevista con la comunicadora y escritora, Teresa Porqueras

 

Recientemente ha visto la luz un trabajo literario de investigación de esos que hacía años no veía. Se trata de “Cara a cara con Satanás”, escrito por la inquieta escritora Teresa Porqueras, y editado por Apostroph. Nos pone sobre la existencia real del demonio a través de las vivencias de Fray Juan José Gallego, exorcista oficial de la Diócesis de Barcelona. Un libro valiente, lleno de claves que no nos deja indiferentes ante la controvertida figura de Satanás, incluso más allá de conceptos netamente teológicos. Con Teresa Porqueras he podido tener hace pocos días una distendida y didáctica conversación.

librofotopgallego2¿Si existen exorcistas es porque los demonios no son fabulaciones? - Así es. Ciertamente cuesta creer algo así en pleno siglo XXI pero a las pruebas me remito. Yo prefiero hablar de ciertas energías que de alguna manera son capaces de interaccionar con el ser humano. En mi caso, hasta que llegué a esta conclusión tuve que aplicar el famoso dicho del “ver para creer”.

¿Quién es Fray Juan José Gallego Salvadores? - Fray Juan José Gallego Salvadores es exorcista de la Archidiócesis de Barcelona. Pertenece a la orden de los Dominicos y se muestra como una persona tremendamente humana, de gran sencillez y humildad, características que me impresionaron desde un principio. Su abultado currículum como Doctor en Teología por La Universidad de Santo Tomás de Aquino (Roma), Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Barcelona y catedrático emérito de la Facultad de Teología de San Vicente Ferrer de Valencia, entre otras ocupaciones,  hacen que nos encontremos ante una persona muy culta y con grandes dosis de racionalidad.

¿Consideras que la labor de Fray Juan José es entendida dentro de los muros de la propia Iglesia? - Esta es una cuestión de relevancia que trato en mi libro “Cara a cara con Satanás”. Precisamente en el capítulo “La incomprensión de la Iglesia” destaco que hay determinados sacerdotes, obispos y, hasta incluso, cardenales, que reniegan de esta labor. Tal es el rechazo en el seno de la misma iglesia que algunos exorcistas de nuestro país llevan a cabo su ministerio  “a escondidas”, temerosos  de la opinión de sus colegas. Algo que sigue sorprendiéndome.

¿Reside o ha residido el demonio en el propio Vaticano? - El 29 de junio de 1972 el Papa Pablo VI lanzó la controvertida frase que sorprendió al mundo: « el humo de Satanás ha entrado por alguna fisura en el templo de Dios». Esta frase se refería a la reinterpretación modernista que algunos sacerdotes tenían sobre la fe católica hasta el punto de replantearse el misticismo y la sobrenaturalidad. Sin embargo, este mismo papa, el 15 de noviembre de 1972,  se reafirmó en la presencia “real” de Satanás y su actividad en el mismo Vaticano. El fallecido  exorcista del Vaticano Padre Gabrielle Amorth, se ha mostrado también claro en este sentido y denunció la presencia del maligno dentro de las mismas entrañas de la Iglesia Católica.  Amorth habló de “supuestas” sectas satánicas en el Vaticano y, según él,  los recientes casos de pederastia que estamos viviendo serían buena prueba de ello.

¿A qué crees que es debido el aumento de exorcistas oficiales en España? - Se debe a la creciente demanda de personas que cada vez más requieren estos servicios. Precisamente esta semana pasada se reunieron en Roma más de 300 exorcistas para debatir estas y otras cuestiones. Nos enfrentamos a un problema global; no solo en España, sino en todo el mundo han crecido exponencialmente el número de personas que sufren algún tipo de influencias demoníacas.

Porqueras dosTeresa Porqueras (Foto: Rafa Ariño)

Siento por ti, envidia sana. Has estado presente en un auténtico exorcismo de la Iglesia Católica… ¿vivencialmente, que te ha aportado? - Me ha aportado muchísimo y realmente me ha hecho ser plenamente consciente que en nuestro mundo “tangible” existe otra realidad “intangible” que convive con el ser humano.  Si lo piensas bien, creer esto te cambia por dentro.

Cuando has hablado con exorcistas, ¿consideras que son personas verdaderamente especiales? - Lo son. Para dedicarse a esta profesión no sirve cualquiera. Se requieren estudios de Teología y una larga y demostrada trayectoria de buen hacer dentro de la Iglesia. Además, se precisa estar muy preparado “mentalmente”. Recientemente en marzo de este año 2016 nombraron a un exorcista más en Barcelona, Josep Serra Colomer. Según he sabido no fue nada fácil encontrar a voluntarios, ya que este ministerio  siempre ha suscitado mucho miedo y respeto entre los sacerdotes.

Además, y entre otros casos, has podido hablar con una joven poseída que lleva más de 7 años recibiendo exorcismos. ¿Cómo lleva una persona algo tan potente como eso? - Conocí a Anaïs (nombre ficticio) y descubrí  cuánto es su sufrimiento y desesperación y, no solo ella, también lo padecen sus familiares que se ven impotentes ante lo que les está sucediendo. Estas familias viven en secreto un auténtico tormento difícilmente entendible por nuestra sociedad.

¿De verdad los demonios deciden ocupar un cuerpo durante un tiempo tan prolongado? - Así es. El caso de Anaïs es un caso excepcional, pero no es el único lamentablemente.

Porqueras tres¿La psiquiatría no tiene nada que decir en estos casos de posesión demoniaca?
- Hay que reconocer que un número muy elevado de personas que acuden a un exorcista, sufren algún tipo de patología (un 80%). El misterio recae en ese 20% restante.
En EEUU, por ejemplo, nos llevan la delantera en este sentido y  algunos psiquiatras ya se han pronunciado al respecto. El prestigioso doctor Robert Gallagher, quien actualmente colabora con la Iglesia, sin pudor admite que hay ciertos casos que la ciencia médica no puede explicar. En España, sin embargo, existen dos bloques de opinión bien diferenciados. En primer lugar, están los psiquiatras que niegan que las posesiones demoníacas existan y defienden sin más que se trata de un trastorno psiquiátrico; y en segundo lugar, hay otro grupo de psiquiatras, muy pocos, que tras haber colaborado con la Iglesia, se atreven a admitir que existen  determinados casos inexplicables pero por el “miedo al qué dirán” permanecen callados y en silencio.

 Fray Juan José Gallego (Foto: Llorenç Melgosa)

Hablamos de demonios, entidades… ¿y el producto de la Iglesia Católica llamado Satanás, qué papel juega en todo esto?  - “Satanás” es un nombre que provoca pavor en el hombre, tanto es así que el ser humano prefiere creer que es una invención, un cuento más. Pero los exorcistas lo tienen claro: Es el líder de todos los demonios, la máxima y más terrible manifestación del mal que existe. Y aunque es un espíritu, se trata de un ser “real”,   capaz de irrumpir con fuerza en la vida de cualquier ser humano. En el mundo  actual en el que vivimos, falto de valores, el espíritu de la maldad poco  a poco va arraigando en nuestra sociedad: escándalos de corrupción, violencia   doméstica, el maltrato animal, etc.  Reconozco que a mí también me da cierto pánico creer en Satanás pero si lo piensas bien no hay día que en las noticias  no se produzca una u otra atrocidad producto de esta negatividad, de esta maldad que nos embarga. Recuerdo, por ejemplo, unas declaraciones de Gabrielle Amorth en las que claramente identificaba a Isis, al Daesh, como verdaderos discípulos de Satanás, un clarísimo ejemplo de la malignidad que reina en el mundo.

“Cara a cara con Satanás”, ¿un libro para ser leído por…? - “Cara a cara con Satanás” puede ayudar a muchos colectivos. Me gusta decir que es un libro dedicado a todos los valientes que no temen saber, independientemente de su credo o religión. Aunque debo reconocer que el  libro es mi pequeño gran homenaje a mi gran amigo fray Juan José Gallego Salvadores, exorcista, uno de tantos que osan luchar diariamente contra lo invisible.  Pero no solo es una lectura recomendada para exorcistas, para religiosos y creyentes, también se dirige a aquellas personas anónimas que se encuentran perdidas y que viven actualmente lo indecible. Espero que “ellos” encuentren entre sus páginas “esperanza”.

Muchas gracias Teresa, por atender a los lectores de este diario. - Gracias a vosotros.

 

 

Publicado en Crónicas Atlantes
Domingo, 30 Octubre 2016 06:30

Controvertidos orbes

Canarias Plural - Sociedad _

CRÓNICAS ATLANTES
© Juanca Romero Hasmen

 

¿Qué es un orbe? Se trata de un fenómeno en forma de círculo luminoso que aparece en las imágenes fotográficas y cuya existencia ha provocado divergencia de opiniones entre los que con rotundidad afirman que son partículas de polvo o gotas de vapor de agua en suspensión, o aberraciones lumínicas producidas por la luz del flash, y los defensores de teorías ligadas al misterio relacionando estas esferas con la presencia de seres elementales, energías inteligentes, seres espirituales, ángeles, etc. Incluso existe una teoría de la Física, del instituto Max Planck, que avala la existencia de vida orgánica espacial y consciente en forma de polvo de estrellas. ¿Increíble verdad?

ORB 001

Orbes y la cámara fotográfica:

Este tipo de imagen a diferencia de lo que muchas personas piensan, se obtienen con las cámaras de tipo digital y analógico, y se obtienen con luz artificial espontánea (flash) y con luz natural. Es cierto que con la llegada de las cámaras digitales, el fenómeno orbs se ha acentuado principalmente debido a la presencia de los sensores y la calidad del entramado del pixel. Sin lugar a dudas otro factor a tener en cuenta es el hecho que con las cámaras digitales podemos realizar 400 ó 500 fotos y revisarlas una a una al momento. Sin embargo con las de película o analógicas esto no ocurre ya que cada bobina lleva 36 exposiciones y que no serán revisadas hasta el momento del revelado.  Así pues, es cierto que con las cámaras de tipo digital parece acentuarse este fenómeno pero no se hace exclusivo de ellas.

ORB 002Aproximadamente y durante los últimos 13 o 15 años, he realizado un total de 13.000 fotografías en diferentes lugares y situaciones. Unas de tipo paisajístico y otras en las labores de “captura” de los orbs. Muchísimas de estas capturas fueron realizadas en plena noche o madrugada, con la intervención del flash en unos casos y en otros no. Otras, en menor número, han capturado a estas esferas lumínicas a plena luz del día, dejando en evidencia diferentes matices de color, forma y leve desplazamiento. En muchas de estas experimentaciones fotográficas he utilizado diferentes tipos de cámaras. Unas compactas y otras réflex. En unos casos de forma independiente y en otros sincronizando hasta cinco cámaras para que con los mismos parámetros realizaran el disparo a la vez y enfocando hacia el mismo punto.

Entonces, ¿Por qué el fenómeno orbe sale reflejado en unas cámaras y en otras no? Voy más lejos. En la madrugada del domingo 21 de septiembre de 2007, el amigo Sergio González, Francisco Ferrer, Paco Navarro y yo, acudimos hasta el conocido Barranco de Badajoz con la intención de realizar fotografías utilizando tres cámaras de la misma marca y modelo y ajustadas con los mismos parámetros de sensibilidad, obturación y diafragma. La cámara utilizada fue la Nikon D70S con óptica 18-70 mm. Para la experimentación se ajustaron los siguientes valores: Longitud focal: 18 mm., tiempo de exposición: 1/30 segundos, sensibilidad: 400 ISO y modo de flash automático. Para este experimento se realizó una cadena de disparos sincronizados a intervalos de 2 segundos. La sorpresa fue ver como en un total de 30 fotografías solo se obtuvo imágenes de orbes en cuatro de ellas, tres en una de las cámaras y una en otra. 

ORB 003

 

¿Qué factores se nos escapan para otorgar la responsabilidad a la máquina? No lo sé, pero a estas alturas no me vale el argumento que intenta dar explicación a este fenómeno simplemente aludiendo a la presencia de partículas de polvo o de agua en suspensión. Es cierto que estos factores están presentes en muchas de las imágenes orbs obtenidas, pero no es menos cierto que tanto el polvo como el agua no puede desvanecerse para una cámara y para otra técnicamente idéntica y sincronizada en tiempo y posición no hacerlo. ¿Hay algo más? Sinceramente, ¡no lo sé!

Y saltan las hipótesis más extravagantes y psicodélicas. Postulados a favor de lo insólito, rayando muchos de ellos lo auténticamente paranoico. Una de las hipótesis más llamativas, la que afirma que estas esferas son en realidad los denominados seres elementales. Esta es una de las teorías más aceptadas por aquellas personas que otorgan al fenómeno, trascendencia mistérica e incluso espiritual. Creo oportuno dejar claro en este punto, que lo que aquí expongo es simplemente una hipótesis y que aunque no la comparto en absoluto, es necesario mostrarla para crear debate y opinión.

Los orbes serían según estos postulados, seres de tipo elemental, residentes en el plano astral y que interactúan en nuestro plano con determinadas personas con intención de comunicar, guiar,  advertir o jugar. Hablaríamos en este caso de elementales del aire, o lo que es lo mismo, hadas, sílfides y silfos que toman la  apariencia de energía lumínica y esférica. Estos seres elementales no solo se manifiestan como orbes sino que lo hacen incrustándose o mimetizándose con el entorno en el que se desarrollan y desenvuelven. Se trata de seres con hábitos y prácticas positivas aunque en algunos casos pueden mostrar cierta hostilidad contra aquellas personas que interactúan negativamente con el entorno y entre ellos mismos. Estos seres elementales pueden sincronizarse con determinadas personas en nuestro plano de existencia y canalizar así la energía para la obtención de beneficios para la Madre Naturaleza y la perfecta convivencia con ella.

A lo largo de estos últimos años, he podido establecer contacto con muchas personas que avalan y defienden esta teoría sobre orbes como seres elementales y otras muchas que van un poco más allá y los relaciona con entidades del bajo astral. ¿Y si hablamos de los ángeles? Elementales regidores del éter, los ángeles se manifiestan en forma de orbe al igual que los demás seres elementales aunque con una marcada diferencia y es la posibilidad de tomar forma humana y ser el único interlocutor válido entre Dios y el Hombre. A veces se muestran a través de una imagen antropomórfica pura y perfecta, y otras tantas simplemente a través de una luz especial o un aroma perfumado.

Estela T. R. -profesora-, así lo cree: _”Son guías espirituales, algo así como señales de luz que nos llevan por el camino acertado. Estoy convencida de que están con nosotros en todo momento haciendo de guardianes de nuestra persona en unas ocasiones y en otras de severos maestros. No sé si alguna vez te has fijado en la estructura de un orbe en su interior, pero si lo haces podrás ver como hay vida dentro de él y como esta estructura cambia a razón del estado de ánimo del ángel que lo forma” _ Llegados a este punto, y aún a sabiendas que a muchos lectores tal y como me ocurre a mí mismo, estas líneas han podido causarle la carcajada, se hace necesaria una intensa reflexión sobre que está haciendo mal el ser humano para que un puñado de personas repartidas por medio mundo, necesiten agarrarse a una anomalía técnica para encontrar la paz espiritual. Claro que visto así, existen millones de personas en el planeta que se agarran a la idea de una entidad superior llamada Dios, que tampoco es que se manifieste de mejor forma o con mayor claridad.

Publicado en Crónicas Atlantes
Domingo, 16 Octubre 2016 07:00

EL MISTERIO DE LOS FILIICHRISTI DE AGULO

Canarias Plural - Sociedad _

CRÓNICAS ATLANTES
© Juanca Romero Hasmen

 

EL MISTERIO DE LOS FILIICHRISTI DE AGULO

Entrevista con el escritor Daniel María

Mística y misterio, ingredientes ambos de una de las historias más curiosas y desconcertantes de cuantas podremos escuchar.  En los años 20 del siglo pasado, en Agulo, La Gomera, un grupo de intelectuales y artistas crearon un círculo o sociedad mística, una congregación de corte aparentemente cristiano en la que tuvieron cabida enseñanzas masónicas, y teosóficas, incorporando prácticas como el celibato, la meditación, la hipnosis y mediumnidad... Algunos vestían con hábito y dormían sobre el suelo para alinearse energéticamente con la Tierra, otros plasmaron sus creencias esotéricas en novelas y a otro se le pierde la pista en el evocador Tíbet. El metódico escritor Daniel María acaba de publicar el libro ”El misterio de los filiichristi de Agulo”, que bajo el sello editorial Baile del sol, presenta un exhaustivo trabajo de investigación verdaderamente esclarecedor.

 

Portada "El misterio de los filiichristi de Agulo"¿Quiénes fueron los filiichristi? -Fueron un grupo de amigos, todos naturales de Agulo (La Gomera), a excepción de uno de ellos, que llegaron a crear una congregación teosófico-cristiana en los años veinte del pasado siglo.

 

Interesados en las letras, la filosofía, las mancias, los conocimientos orientales, teosofía, esoterismo… ¿Eran librepensadores?, ¿eran masones? -Librepensadores que, como bien dices, se interesaron por múltiples conocimientos, sabidurías y credos. Cuatro de ellos pertenecieron a la masonería: a las Logias de Añaza (Tenerife) y Fuerza Numantina (Madrid).

 

¿La represión franquista convirtió a los filiichristi en perseguidos como también ocurrió por ejemplo con los masones? -A cuatro de ellos, precisamente a los que pertenecieron a logias, se les procesó y condenó durante el franquismo. Uno de los filiichristi desapareció para siempre, aunque su último rastro alude al Tíbet, y los otros tres vivieron en Madrid y Tenerife. La Guerra Civil abortó de raíz el proyecto de la congregación.

 

¿De dónde proviene la creencia popular de que los integrantes de este grupo eran capaces de hablar con los muertos? -En la investigación he seguido dos grandes líneas: la que proviene directamente de la documentación y la obra literaria y periodística de los filiichristi y la ofrecida por la memoria  colectiva que se mantiene viva en Agulo, gracias a personas que los trataron íntimamente.

Según los testimonios recogidos, muchas personas acudían a ellos para encontrar objetos perdidos, saber del paradero de familiares durante la guerra y la emigración y para contactar con seres de otra dimensión. Además, Pedro Bethencourt Padilla, uno de los filiichristi, explica en el prólogo de su libro La corrupción del mundo o el imperio de la magia, que seres de otro mundo lo han elegido para redactar las advertencias que ofrece en su obra, por lo que él no es el autor sino el medio del que se han servido los otros.

 

¿Vivió La Gomera de espaldas a los filiichristi? -En gran medida, sí, porque la acción de los filiichristi se llevó a cabo de puertas para adentro, en su pueblo. No obstante, eran conocidas sus reuniones en el cementerio de Agulo y en el Garajonay. También hay testimonios de reuniones en el faro de San Sebastián, capitán de La Gomera. Parece que llegaron a establecer una pequeña célula en Vallehermoso, otro municipio del norte de La Gomera, pero debió ser un episodio muy corto porque apenas existen referencias. En Agulo eran muy conocidos, pero hay que tener en cuenta las dificultades de aquel momento para trasladarse de un pueblo a otro, lo que originó que el epicentro de su historia sea Agulo.

 

Y la isla del siglo XXI, ¿sabe de ellos? -Desde que comencé a investigar y a ofrecer charlas sobre los filiichristi, tanto en La Gomera como en Tenerife y Gran Canaria, ha aumentado el interés por este grupo místico y esotérico. En el Agulo actual están muy presentes y ojalá, poco a poco, vayan alcanzando mayor repercusión, porque su historia y sus obras la merecen.

 Agulo en 1927. Fotografía recuperada y restaurada por Pedro Cruz Vera

 

El actual Parque Nacional de Garajonay, y Patrimonio de la Humanidad, ¿qué relación tiene con los filiichristi? -Los filiichristi estudiaron la posibilidad de asentarse en el Garajonay y allí crear su espacio de meditación y estudio. Este objetivo junto al de emprender acciones para alfabetizar a la población fueron los grandes proyectos que no pudieron emprender.

 

¿Este libro, que acaba de ver la luz, es sobre todo una porción de la memoria colectiva de Agulo? -Ha sido fundamental para la investigación que la memoria colectiva de Agulo se prestara en todo momento a ofrecer sus recuerdos, anécdotas y materiales. Gracias a ellos he podido reconstruir, en la medida de lo posible, la vida y el carácter de sus protagonistas.

 

Agustín Bethencourt Padilla¿Has podido identificar a cada uno de sus integrantes y conocer cuáles fueron sus funciones dentro del colectivo? -Sí. Fundamentalmente los filiichristi fueron Agustín Bethencourt Padilla, políglota, viajero y líder del grupo; su esposa Luz López y los discípulos de Agustín, el pianista y escritor Domingo Montesinos y el periodista Pascasio Trujillo. También encontramos a Pedrillo Sánchez, lutier y maestro, que experimentó la vida más asceta del grupo, y los hermanos de Agustín, los escritores Pedro y José Bethencourt Padilla, que se encontraban en Cuba y Tenerife, respectivamente, durante los años más activos de la congregación, aunque son los autores de las principales obras literarias del grupo. Habría que añadir, como un filiichristi a medias, al pintor José Aguiar.

 

 

¿Destacarías alguna de sus investigaciones o estudios por lo relevante del resultado? -Destaco sobre todo la obra de Pedro Bethencourt Padilla, autor del poemario Salterio y del ensayo La corrupción del mundo o el imperio de la magia y la obra de su hermano, José Bethencourt Padilla, autor de dos novelas clave: La efigie de cera, de corte masónico, y El salmo de la bruja, que recoge una importante labor de investigación sobre la brujería en La Gomera.

 

¿Vivían, se vestían o comían de forma diferente al “resto de mortales”?
 -En la única entrevista que concedió Agustín Bethencourt Padilla, en 1927, lo deja claro. Los filiichristi deben cumplir con determinadas normas: dejarse el pelo largo, vestir hábito, no ingerir carne, pescado, alcohol ni excitantes y renunciar a las pasiones. Además, han de abrazar los sacramentos y sacrificios del bautismo, la confesión, la castidad, la pobreza y la obediencia.

 

¿Qué fue de los filiichristi? -A partir de 1936 desaparecen como congregación. Sobreviven, entre Canarias, Madrid y Cuba, desempeñando sus profesiones: el periodismo, la docencia e incluso la medicina alternativa. En la década de los cuarenta comenzarán a ser perseguidos, interrogados y condenados. Aunque no lograron unirse de nuevo, al menos que sepamos, en los años sesenta se vivió en Agulo un segundo episodio, protagonizado por los filiichrisiti que vivían en el pueblo, donde emprendieron durante un tiempo las reuniones de antaño.

 

Muchas gracias, Daniel, por tu amabilidad y felicidades por este intenso trabajo. -Gracias infinitas a ti por el interés y el apoyo que me has brindado desde los inicios de esta investigación.

 

 

 

Publicado en Crónicas Atlantes