Valora este artículo
(42 votos)

Canarias Plural _
Juanca Romero Hasmen

 

A estas alturas de mi trayectoria profesional, no tengo intención de ocultar el gran interés que despierta en mi todo lo que tiene que ver con la masonería. No son pocos los artículos que he podido escribir en los últimos años referidos a este interesante asunto, en los que ha quedado claramente reflejada mi postura aperturista, didáctica, y no por eso, reñida con la crítica más firme y consecuente. Pues bien, en esta ocasión me gustaría poner negro sobre blanco sobre un particular asunto sobre el que llevo tiempo reflexionando, y del que estoy convencido, escucharemos ecos durante una larga temporada. Me refiero a la relación entre tauromaquia y masonería, entre toreros y masones.

No estoy por la labor de extender paños calientes sobre este asunto; un torero jamás debería ser admitido como masón en ninguna logia. Y antes de que algunos se tiren las manos a la cabeza, e intentando argumentar mi aseveración, permítame que lo argumente aunque sea en unas pocas líneas. Si damos por buena la máxima condición referida a que un masón debe ser un hombre de bien, selectivo, discreto, filantrópico, filósofo, reflexivo y amante de la vida, encontramos que estas pautas se caen por su propia peso cuando en la definición de un torero debemos rotular su significado y significancia; asesino de animales, favorable a la fiesta en torno al crimen animal, y como añadido, y en la mayoría de los casos, poseedor de una soberbia supina.

 

Asesinos de toros Vs masones

Somos conocedores de la enorme dualidad que existe en España en todo lo referido a la mal llamada Fiesta Nacional, que por definición cromática y descriptiva, podría llamarse perfectamente Fiesta Criminal. Una parte de los españoles se posiciona como defensora de la continuidad de estos festejos circenses en torno a la sangre y la tortura, mientras que otra parte, mayoría demostrada, apostamos por la abolición de cualquier tipo de tortura, esté o no esté avalada por los presupuestos generales de todos y cada unos de los ciudadanos. Hasta donde yo sé, quitar la vida a un ser vivo se denomina matar, y cuando este crimen se desarrolla en un ecosistema poblado por sedientos de sangre, bestias escupidoras de improperios y ávidos buscadores de la muerte abusiva, en este caso y por definición, podría utilizarse el término asesinato.

Definición de asesino: 1. Matar a alguien con alevosía, ensañamiento o por una recompensa. 2. Causar viva aflicción o grandes disgustos.

 

Así pues, y recuperando el hilo que nos ocupa, ¿un torero puede ser masón?

 

Masonería ambigua

Llamativa resulta la ambigüedad con la que la masonería se manifiesta sobre el asunto. Y en este sentido podemos encontrar postulados también enfrentados, que van desde aquellos que avalan la tauromaquia como un ritual universal de carácter ancestral, hasta la otra vertiente en la que encontramos librepensadores que descartan toda compatibilidad entre masonería y tauromaquia.

La masonería, o al menos una parte amplia de ella, explica que las corridas de toros son un rito iniciático tomado de la Atlántida, en el que se manifiesta el ego (toro) y la alquimia para dominarlo (torero). Así, de este modo tan surrealista, esta parte de la masonería añade otros ingredientes tales como la relación entre el traje de luces y la adoración al Sol o la búsqueda de la luz. Objetos de tortura como espadas y puntillas, son considerados símbolos y grados de evolución. En el tendido, sol y sombra representan el bien y el mal, la eterna dualidad sobre la que la masonería ha disertado durante siglos. El torero es considerado maestro, y a quienes le siguen como banderilleros, cuadrilla, etc., representan a los aprendices. Y así, y arrimándonos a estos postulados masónicos, se intenta dar validez a la existencia de toreros como miembros de logias, a criminales de animales en las filas de la maltrecha masonería en España.

Me reitero, y por supuesto desde la visión particular de quien se considera con orgullo librepensador, un torero jamás debe ser masón por tener las manos manchadas de sangre.

Modificado por última vez en Miércoles, 17 Enero 2018 09:30