CP Redacción Tenerife _

. El presidente del PP de Tenerife, Manuel Domínguez, insiste en que se oiga a los alcaldes y se incluya la obra en el Fondo de Desarrollo de Canarias (Fdcan)

 

. Guillermo Díaz Guerra logra que la consejera admita que los 15 millones de euros destinados a iniciar el tramo Santiago del Teide- El Tanque se han ido a otros tramos

 

El consejero insular y presidente del PP en Tenerife, Manuel Domínguez, declaró esta semana que está convencido de que con la socialista Ornella Chacón al frente de la Consejería de Obras Públicas del Gobierno de Canarias “Tenerife nunca logrará su legítima aspiración de lograr que se inicien de una vez por todas las obras del tramo Santiago del Teide-El Tanque, que significa el cierre del anillo insular de carreteras”.

Manuel Domínguez se expresó así después de escuchar de boca de la propia Ornella Chacón en el Parlamento de Canarias que la partida nominada transferida por el Estado para las obras de cierre del anillo, por importe de 15 millones de euros para este ejercicio, “se han ido al anillo, pero para acabar los tramos ya iniciados”.

Este reconocimiento del incumplimiento por parte de la Consejería de Obras Públicas de lo acordado con el Cabildo Insular de Tenerife, que ha hecho saber repetidamente a este Departamento del Gobierno cuáles son sus prioridades en materia de carreteras para la Isla, se produjo en el transcurso de la pregunta que formuló a la consejera socialista el diputado del PP Guillermo Díaz Guerra.

Ante el interés de Díaz Guerra por conocer el destino de los 15 millones de euros que negoció el presidente del PP, Manuel Domínguez, con los responsables del Ministerio de Fomento como primera aportación a la financiación del cierre del anillo insular,  la consejera, visiblemente alterada, confirmó que ese dinero “se ha ido, sí, pero a financiar al anillo insular porque para cerrarlo primero hay que terminar las vías anteriores”.

Esta afirmación supone la confirmación de que Ornella Chacón ha hecho caso omiso de lo acordado en las negociaciones con el Cabildo Insular de Tenerife y

se ha mantenido en su erre que erre de que los 15 millones que se consiguieron en julio de 2015 como financiación extra y al margen del Convenio 

Carreteras Canarias-Estado no deberían gastarse en obra nueva, sino en los tramos del anillo insular que ya están iniciados.

Ornella Chacón insistió ayer ante el Parlamento de Canarias en que las prioridades en materia de carreteras la constituyen todas las obras que están incluidas en el citado convenio Canarias-Estado, eludiendo así, una vez más, pronunciarse sobre si asume el criterio del Cabildo Insular de Tenerife, que ha establecido como prioridad para las carreteras de al Isla el inicio del tramo que supondrá el cierre del anillo insular de carreteras.

Después de que fracasara el intento de la corporación insular de prefinanciar la mencionada obra mediante un convenio que suponía la cesión de las competencias al Cabildo Insular por parte del Gobierno de Canarias, Manuel Domínguez entiende que no existe otra posibilidad de que se aborde el cierre del anillo insular que incluir la obra en los programas del Fondo de Desarrollo de Canarias (FDCAN), un fondo con cargo a los 160 millones de euros por cesión por parte del Estado del 50% restante de la recaudación del extinto IGTE.

“Se nos pidió a los alcaldes y al Cabildo nuestra opinión sobre las obras a incluir en el FDCAN y hemos pedido que se financie el tramo de cierre del anillo insular. No se entendería que no se nos tomará en cuenta por una especie de exceso de celo por parte de la Consejería de Obras Públicas que va a frustrar una obra que en la Isla de Tenerife es un clamor”, dijo Manuel Domínguez, que calificó de “irresponsable” la actitud de la socialista Ornella Chacón.

Publicado en Política

CP Redacción _

Ornella Chacón, consejera de Obras Públicas y Transportes del Gobierno de Canarias, mantuvo una reunión con representantes de la Federación Provincial de Entidades de la Construcción de Santa Cruz de Tenerife, FEPECO, en la que insistió en la necesidad de cerrar cuanto antes el nuevo marco de negociación en materia de carreteras con el Estado, "esperamos tener firmado el nuevo Convenio a mediados de 2016", aseguró. También pretende la consejera potenciar el uso de los puertos canarios para generar economía local.

Para ello, Chacón tiene previsto dotar a las estaciones de pasajeros de los puertos de la Comunidad Autónoma de los servicios de restauración, suministros básicos, pavimentación, vallado, obras de embellecimiento, etcétera. "Pequeñas obras, pero muchas y en todas las islas", explicó.

La consejera de Obras Públicas y Transportes defiende la idea de que "Canarias tiene tres tipos de carreteras, por mar, aire y tierra. Y es así como se plantea el Gobierno de Canarias la gestión de la movilidad. En ese proceso son los cabildos los que marcan las prioridades en sus planes insulares y el Gobierno el que las ejecuta".

La consejera recordó en su intervención que el Convenio de Carreteras Canarias-Estado preveía una inversión para Canarias en carreteras de 2.650 millones de euros. "Se programaron 68 obras bajo estos parámetros, de las que se han finalizado 43, hay 11 con distintos grados de ejecución y 14 pendientes de ejecutar. Sin embargo, el incumplimiento de los anteriores, ha generado una deuda con Canarias de 1.000 millones de euros y consecuentemente un retraso en las obras. De haberse transferido las cantidades previstas en la Addenda del Convenio 2009, todas las obras previstas estarían terminadas o en su fase final".

La inminente expiración del actual convenio (2017) y el incumplimiento de los anteriores, unido a las nuevas prioridades de las Islas, invita a la negociación de un nuevo marco, que se abre en enero de 2016. El punto de partida será la deuda del Estado con Canarias, que se fija en 1.000 millones de euros, 628,39 derivados de los incumplimientos más el dinero extra que ha invertido el Gobierno de Canarias para compensar los recortes del Gobierno de España, 393,79 millones. Una situación agravada por los sobrecostes motivados por las revisiones de precios derivados de los propios retrasos, cifra que supera los 60 millones de euros.

En cuanto al ámbito de Puertos Canarios, la intención de esta consejería "pasa por realizar pequeñas inversiones dirigidas a motivar un mayor uso de sus instalaciones ya que una vez conseguidas grandes infraestructuras parece razonable que el esfuerzo se dirija ahora a proveerlas de esas pequeñas actuaciones que las hagan más atractivos y útiles para los ciudadanos. No obstante, en el 2016 habrá dos grandes inversiones en Puertos Canarios, en Playa Blanca (Lanzarote) y Agaete (Gran Canaria)".

Todos estos objetivos parten de un conocimiento "del momento de dificultad presupuestaria en el que continuamos, ante una financiación insuficiente, que invita a distribuir los recursos con criterios de equidad territorial y utilidad social".