Miércoles, 04 Mayo 2016

El colectivo Jóvenes por la Movilización, de Tenerife, se integra en la red de la izquierda transformadora canaria impulsada desde Somos Lanzarote

  CP Política
Valora este artículo
(1 Voto)

CP Redacción _

La "Red Somos" nace con la voluntad de aglutinar al amplio espectro socio-político del progresismo canario, sin dependencias externas y en defensa de las clases populares

 

Archipiélago Canario, 4 de mayo de 2016.- La Red Somos - Canarias, el espacio promovido por Somos Lanzarote en el que confluyen y se coordinan diferentes organizaciones sociales y políticas de la izquierda transformadora canaria, extiende su ámbito de acción a la isla de Tenerife, con la incorporación del colectivo "Jóvenes por la Movilización", uno de los más activos socialmente de dicho territorio. Ambas organizaciones valoran muy positivamente que la red de trabajo se extienda por varias islas del archipiélago, así como que esta esté conformada por organizaciones asamblearias y netamente canarias, sin dependencias a jerarquías externas.  

En los últimos días, las asambleas generales tanto de Somos Lanzarote como de Jóvenes por la Movilización han ratificado por unanimidad la incorporación a esta Red, que supone el encaje de ambos proyectos en el ámbito organizativo, así como el trabajo conjunto en cuestiones esenciales como el activismo social, la cooperación en ideas y proyectos o la comunicación interna y externa.

El objetivo es seguir sumando y aglutinar, en los próximos años, a todas aquellas personas y organizaciones que crean en la capacidad transformadora de la sociedad canaria, para generar el cambio social, político y ambiental que el Archipiélago precisa desde aquí, sin dependencias externas, y en defensa de las clases populares de cada una de las islas.

 

Un proyecto ilusionante para las Islas

Para las organizaciones que integran la Red Somos, este proyecto resulta tan ambicioso como ilusionante, pues se trata de "unir a las islas desde sus bases populares, mediante un proyecto en red, plural y autocentrado que prosiga el camino de otras luchas sociales, como la vivida en contra de la imposición del petróleo, demostrando que se puede construir otra Canarias desde abajo".

Además ponen el énfasis en que "el proyecto de construcción nacional de Canarias no puede seguir siendo patrimonio exclusivo de unas élites caciquiles que llevan décadas en el poder, destrozando el Archipiélago y promoviendo la exclusión de la mayoría social tanto del bienestar como de la toma de decisiones", apuntan.

Por ello, ante la situación de creciente desigualdad, corrupción, deterioro ambiental, escasa calidad democrática y extremada dependencia política y económica que sufre Canarias, "creemos que es necesaria la unidad de acción de aquellas fuerzas, no solo políticas sino también sociales, que apuestan por el cambio, y porque este se construya desde aquí y desde abajo, conscientes de la singular realidad de nuestro país y de cada uno de sus territorios", señalan ambas organizaciones integradas en la Red Somos.

 

Desafíos comunes

Precisamente, la Red Somos fue la fórmula que, durante el I Congreso de Somos Lanzarote, celebrado el pasado mes de diciembre, se fijó para dar encaje a todas las organizaciones que, desde el respeto mutuo, la cercanía ideológica y al margen del sucursalismo, desearan impulsar el proyecto de confluencia similar al que se había iniciado, antes de las elecciones de mayo, por parte de Somos Lanzarote.

De este modo, a las organizaciones que ya habían apoyado a Somos Lanzarote en dichos comicios se suman  otros colectivos que continuarán la tarea de tejer una red social y política por el conjunto del archipiélago canario. En el caso de Jóvenes por la Movilización, el colectivo nació en el año 2013, y en diciembre de 2015 celebró una asamblea nacional de renovación de su estrategia, adquiriendo el compromiso de propiciar un proceso de unidad de la izquierda canaria.

Desafíos sociales como la precariedad y explotación laboral o la desigualdad; ambientales, como el urbanismo salvaje, las amenazas que se ciernen sobre el territorio insular con la nueva ley del suelo o proyectos especulativos contra el patrimonio ambiental y cultural como el previsto para Tindaya; la defensa de una identidad nacional canaria abierta y tolerante, o la apuesta por las soberanías energética, alimentaria y política para Archipiélago están entre las luchas a articular de manera conjunta por parte de esta Red.

Modificado por última vez en Miércoles, 04 Mayo 2016 09:37