Miércoles, 04 Enero 2017

ESPIRAL DE COLORES

  CP Opinión
Valora este artículo
(1 Voto)

CP Opinión _

Luisa Chico

LuisaChico PicUn año más o un año menos, según estemos de ánimo en el momento en que reflexionemos sobre ello.

Recién comienza 2017 y nada ha cambiado, una lástima que tantos buenos deseos compartidos en estos días por todos los medios imaginables y a nuestro alcance, se hayan borrado casi con la última campanada de las 12 del 31 de diciembre. En todo caso nos queda el consuelo de que ya solo falta el último empujón; con la llegada de los Reyes se acabará el suplicio para muchos y la felicidad para otros. (Advierto que sobre ese último día de las fiestas navideñas me niego ya de antemano a escribir, no puedo con el consumismo innecesario).

Prefiero mirar al frente, ya está bien de mirar atrás, de hacer balance, de echar de menos todo aquello que quisimos y no tuvimos en el año que acaba de dejarnos, toca ponerse las pilas y dejar volar los nuevos deseos, proyectos, sueños, o sea… toca VIVIR.

Cuando me paro a pensar en todo eso, sobre todo cuando lo hago con tranquilidad sentada en mi orilla (en estos días solo virtual por el frío y mi gripe), llego siempre a la misma conclusión, somos muchos los que pasamos más tiempo recopilando el pasado o planificando el futuro que viviendo el presente, yo la primera, aunque debo reconocer que estoy en proceso de cambiar eso y voy por buen camino. A día de hoy vivo el momento y confieso que es una sensación nueva y muy gratificante.

En unos pocos días volverá la rutina para todo el mundo. La mayoría pasarán el resto del mes, y quién sabe si del año, arrepintiéndose de los excesos de las fiestas, tanto económicos como gastronómicos. Harán planes de abstinencia y enmienda, se apuntarán a un gimnasio, iniciarán aquel proyecto que hace tiempo les ronda por la cabeza, comenzarán a sentir las vibraciones de los inminentes carnavales, planificarán los viajes del año, las vacaciones del verano; la espiral seguirá dando vueltas, las mismas vueltas de siempre, y agradecidos si en una de esas vueltas la vida no nos trae un disgusto realmente importante. Para cuando queramos darnos cuenta estarán aquí de nuevo las deseadas y a la vez temidas navidades y… vuelta a empezar.

Nuestra espiral de vida seguirá envolviéndose sobre sí misma, solo de nosotros depende los colores que pueda tener cada vuelta. Yo voy a pintar la mía multicolor porque ya estoy harta de grises. Mi paleta contiene ya el azul del mar, el verde del monte, el blanco de las nubes, el amarillo del sol, el naranja del atardecer y los mil colores de los pétalos de esas flores que, aunque sea invierno, nos alegran la vista desde los jardines.

¿Me acompañas? Pues coge tus pinceles y sonríe.

 

PUBLICIDAD

ConsulTarot 960X

Modificado por última vez en Martes, 03 Enero 2017 20:39