Viernes, 01 Mayo 2015

CARA DE TONTO

 
Valora este artículo
(0 votos)

CP Opinión _

Daniel Olivera

 

DanyOlivera 1bCARA DE TONTO 

Miró su reloj de pulsera y aceleró el paso, pues iba muy justo de tiempo y no deseaba dar mala impresión en su primer día de trabajo.

-Buenos días, don Francisco -saludó nervioso a su nuevo jefe nada más pisar la oficina.

-Buenos días - replicó secamente el otro.

-¿Estamos solos? -preguntó el empleado de estreno. ¿Dónde están los demás?

Don Francisco señaló la ventana. En la calle miles de manifestantes, armados con pancartas, secundaban la huelga general.

El nuevo oficinista, otrora combativo sindicalista, les gritó: - ¡rojos! ¡anarquistas!

Su jefe, sonriente, le acercó el contrato. Era de sustitución por un día.