Canarias Plural_

CP Carnaval 2018

Fecha de celebración: 07-feb-2018

Lugar: Recinto Ferial de Santa Cruz de Tenerife

Dirección: Avenida Constitución

Municipio Santa Cruz de Tenerife

Teléfono: 922 609 600

Horario: 21:30 horas

El Recinto Ferial será la sede, una vez más, de la gran Gala de Elección de la Reina del Carnaval 2018, el miércoles 7, a partir de las 21:30 horas. Trece aspirantes optan en esta edición al cetro de la Fiesta de don Carnal, que se presentarán arropadas por diversas agrupaciones.

La actriz Rocío Madrid, la bloguera de moda Marianela Hernández y la diseñadora de By Loleiro, Marisa Velázquez, figuran entre los integrantes del jurado que elegirá a la Reina. El carnaval de la calle comienza el viernes tras la Gala de Elección de la Reina, donde Santa Cruz elige quien será la nueva Reina del Carnaval de Tenerife. Se trata de un espectáculo de color y fantasía único que podrá seguirse a través de la televisión.

Publicado en CARNAVAL 2018
Domingo, 04 Febrero 2018 12:25

Heme aquí frente a un podrido carnaval

CP Editorial_

Canarias Plural © Juanca Romero H.

 

Han llegado los carnavales, lo que en Santa Cruz de Tenerife viene a ser lo mismo que la llegada del Mesías. Con él, las calles se transforman para dar paso al color, el ritmo, la diversión y la música. Para miles de personas, la llegada de la fiesta de Don Carnal se convierte en la época más esperada de todo el año, en la que la transformación se hace paso en favor de la irreverencia y el desmadre. Pero no quiero hablar del aspecto lúdico del carnaval, que dicho sea de paso, hace algunos años que dejó de interesarme por completo.

A mí esto del carnaval no me gusta, incluso me atrevo a decir que me produce mucho asco y me repele. Jamás lograré entender qué especie de Ley Cósmica es la que se abre paso para sustituir las buenas conductas y el orden cívico, por una especie de orgía o loa al mal gusto, la mala educación, el abuso, la golfería y el ridículo superlativo. Me cabrea mucho que por la burda y repetitiva llegada del carnaval, haya imbéciles de corta masa gris, que se crean con el derecho a mear en las puertas de las casas, reventar literalmente los jardines públicos, tocar culos y tetas ajenas, hacer apología del coito inseguro en cualquier rincón del basurero en el que convierten a la ciudad…

No me gusta el carnaval, y no me gusta porque se ha convertido en una romería en la que hay más meados y mierda de vacas y mulas, que espacio para caminar. El olor a meados corrosivos que inunda cada metro cuadrado, es proporcional a la cantidad de niñatos/as borrachos que pululan empastillados sin rumbo cierto. Ahora la fiesta del disfraz se ha convertido en una macro-discoteca callejera en la que prima llegar borracho desde casa, y marcarse una rayita (con doble sentido) cada vez que se pone al alcance un par de tetas o el paquetón de algún adolescente pajillero.

No me gusta el carnaval, desde el mismo momento en el que la golfería se hace fuerte para andar jodiendo un rato de diversión de quienes únicamente desean divertirse sin aditivos. No comparto las prácticas de los que se hacen fuerte por el simple hecho de ir disfrazados con cualquier trapo mal salpicado por la indecencia, el acoso y la sombra mamporrera. Y es que hacer apología de la fiesta de los infantes borrachos, charcos de meados y precios abusivos, resulta para mi, simplemente inviable.

Se sabe desde hace mucho, cuáles son los interruptores que fallan en la fiesta más representativa de Santa Cruz de Tenerife, buscando soluciones a modo de parche como el Carnaval de Día, que aunque bienvenido, ahora también empieza a prostituirse. Algo falla cuando son miles las personas que pudiendo, prefieren alejarse de la ciudad durante los días que duran los festejos. Las reservas aumentan en los hoteles del sur, los camping se vuelven a llenar de caravanas… y el que no puede permitirse escapar de la apestosa ciudad capitalina, únicamente le queda comer mucho AJO (A Joderse y Aguantarse).

Santa Cruz de Tenerife, ciudad que durante todo el año puede presumir de ser una de las ciudades más sucias y descuidadas del Estado español, presume durante estas semanas de ser el charco de meados y semen más grande de toda Europa. ¡¡Bienvenidos/as al carnaval!!