Jueves, 01 Enero 2015

NO HAY DIOSES QUE REGALEN CAMINOS HECHOS

 
Valora este artículo
(4 votos)

meridianoAcaba de entrar por la puerta de esta redacción, un señor no demasiado bien vestido pero de aspecto bonachón llamado 2015. Bajo el brazo lleva un buen manojo de papeles, unos en carpetas y otros aparentando cierto desorden. El recién estrenado año se ha colado con la valentía y solvencia del que ha derrotado al imbécil año pasado, ese 2014 que tantas y tantas cosas materializó, casi todas ellas en clave teñida de crisis y corrupción.

En Canarias no hemos vivido ajenos al tufillo de políticas corruptas, decisiones analfabetas por parte de un sector de la clase dirigente, y una sociedad ahogada en los charcos de la pobreza, la misma que se esconde tras los muchos brindis y recepciones oficiales que a lo largo del calendario han acontecido.

Ahora toca abrir nuevos caminos, y continuar con los que ya están iniciados. Toca marcar horizontes llenos de luz y optimismo para lograr vencer a la verborrea de los que en pocas semanas se convertirán en máquinas humanas de mensajes electorales y mentiras oficializadas. Este 2015 es el año de la creatividad y las salidas personales; esperar a que nos pongan los caminos construidos, es lo mismo que esperar a que los de la Lotería Nacional fichen a Don Limpio (un tal Mr. Proper) para entregar premios en este nuevo año.
Es el momento de hacer de nuestras capacidades, que todos las tenemos, una herramienta para dar por las narices a los que tienen el deber de sacarnos del charco que ellos mismos crearon.

A los bancos, instituciones insolidarias (que haberlas las hay), variopintos cerdos insensibles y demás roña social, tenemos la obligación de denunciarlos públicamente y ponerlos en medio de la plaza, que sean vistos y señalados por todos. Es año para tomar las riendas de nuestro destino, intentar matar el hambre con gestos reaccionarios, democráticos pero contundentes.
Haya o no haya Dios, el camino que tenemos por delante está lleno de piedras y mucho barro, pero en las manos tenemos el pico y la pala para utilizarlo desde este mismo instante.

Bienvenidos/as a este 2015, el Año, sin más.

Modificado por última vez en Miércoles, 31 Diciembre 2014 19:13