Canarias Plural_

CP Sanidad

 

SAE centra el mes de febrero en la visibilización del Síndrome de Rett

 

Dentro de la campaña “SAE con las enfermedades raras”, a través de la cual nuestra Organización quiere aportar su granito de arena a la visibilización de estas patologías menos conocidas y, por lo tanto, más abandonadas por la Administración, vamos a dedicar el mes de febrero al Síndrome de Rett.

Las principales reivindicaciones que tienen los afectados por este síndrome, que afecta alrededor de 2.500 menores en nuestro país, son una mayor inversión en investigación, el incremento del número de terapias subvencionadas, un mayor apoyo a las familias, una mayor integración en la sociedad y un incremento de la formación e información para los profesionales.

Así nos lo han trasladado desde la Asociación Española Síndrome de Rett, en donde, entre otras cuestiones, trabajan por acabar con la desigualdad que existe actualmente entre las Comunidades Autónomas para otorgar las subvenciones, instando a la Administración a que ponga en marcha un plan que desemboque en una mayor equidad, teniendo siempre como referente la comunidad en la que mejor se están realizando las cosas.

“El diagnóstico de una enfermedad rara es un punto más en un largo camino que, tanto los pacientes como sus familias, tienen que hacer acompañados de profesionales con la debida formación. Por ello, nos sumamos a todas las reivindicaciones de los afectados por este síndrome y, especialmente, exigimos a las distintas administraciones que articulen las herramientas necesarias para que todos los profesionales sanitarios puedan tener acceso a una formación adecuada para atender a los afectados por el Síndrome de Rett según sus necesidades particulares”, explica Daniel Torres, secretario de Acción Social y Formación de SAE y coordinador de la campaña.

CARTEL SINDROME RETT

 

 

Publicado en Sanidad

Canarias Plural_

CP Sanidad

 

La saturación vivida en los servicios de urgencias de los diferentes centros sanitarios de Canarias durante las pasadas fiestas navideñas no es solo consecuencia de un momento puntual por las fiestas o de un “virus de temporada”, como han declarado varios cargos de la Consejería de Sanidad-, ni ocurre sólo en una isla.

Esta situación es el resultado de la dejadez de la Consejería de Sanidad para actualizar las ratios establecidas en las plantillas. Desde SAE hemos denunciado en múltiples ocasiones que las ratios actuales están obsoletas y dificultan la labor de los profesionales, sometiéndoles a una sobrecarga laboral que incide negativamente en la calidad asistencial que reciben los pacientes.

La Consejería únicamente observa los números de entrada y salida, pero no tiene en cuenta la salud de los profesionales, quienes se ven obligados a dedicar menos tiempo a cada una de sus funciones y a la atención del paciente para poder cubrir las horas marcadas sin que se produzca ningún retraso. Esto, además de mermar la calidad asistencial, genera un gran estrés en los profesionales, llegando, incluso, a generar episodios de síndrome de bornout.

En las islas capitalinas el colapso en varias unidades hospitalarias -especialmente en la de Urgencias- se repite durante todo el año en hospitales como el Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, el Universitario de Canarias o el Universitario Nuestra Señora de la Candelaria de Tenerife.

En las islas no capitalinas, como en el caso de Lanzarote, el Hospital Doctor José Molina Orosa sufre este colapso desde el pasado verano en unidades como Medicina Interna, Traumatología, Unidad Médico Quirúrgica y Urgencias; servicios en los que más se nota la falta de Técnicos en Cuidados de Enfermería. Además, existe una unidad que continúa cerrada, aunque la empresa adjudicataria la tenía que haber puesto en marcha el pasado mes de marzo.

“Las plantillas son insuficientes durante todo el año debido a la falta de contratación, sin embargo este hecho se acentúa durante los periodos de descanso, como las Navidades o las vacaciones estivales, ya que la Consejería de Sanidad no cubre las ausencias por días de vacaciones ni las bajas por incapacidad temporal, lo que da lugar a que la situación de sobrecarga laboral que viven habitualmente los profesionales se agrave. Por ello, SAE exige que la Consejería de Sanidad lleve a cabo una actuación que concluya con la dotación de los profesionales adecuados para cada servicio. Una atención adecuada al paciente y garantizar la salud de los profesionales, quienes siempre hacen todo lo posible por asegurar el bienestar de los usuarios, no son un juego y, siempre, deben estar por encima del ahorro económico”, explican los responsables de SAE en Canarias.

Publicado en Sanidad