Lunes, 03 Septiembre 2018

El Ayuntamiento de Las Palmas inicia la construcción del parque deportivo y de ocio de Lomo Blanco, con una inversión de 1,6 millones

  CP Gran Canaria
Valora este artículo
(0 votos)

Canarias Plural_

Redacción Gran Canaria

 

Esta actuación permitirá crear en el terreno del viejo campo de fútbol una de las instalaciones de ocio más grandes y mejor dotadas de la ciudad, con 12.000 metros cuadrados en los que habrá actividades para deportistas, áreas de descanso, de esparcimiento familiar y para mascotas

 

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha iniciado las obras de construcción del nuevo parque deportivo de Lomo Blanco, cumpliendo así con una antigua reivindicación de los vecinos y que estos transmitieron al alcalde, Augusto Hidalgo, en 2016, cuando solicitaron rehabilitar los terrenos del antiguo campo de fútbol, junto al barranco Guiniguada.

El alcalde, acompañado por el concejal de Nuevas Tecnologías, Administración Pública y Deportes, Aridany Romero, por la concejala del distrito Vegueta-Cono Sur-Tafira, Lourdes Armas, y varios representantes vecinales, colocaron hoy en el terreno la primera piedra de este proyecto que marca el inicio de esta actuación, que se prolongará durante ocho meses.

“Estamos en un momento histórico”, subrayó el alcalde, que destacó que con esta actuación se está eliminando el espacio degradado que separaba el barrio de la zona deportivo después de construirse, hace años, el campo de fútbol nuevo.

“Se trata de una actuación que los vecinos consideran muy necesaria en la zona y que se ha diseñado, precisamente, atendiendo a sus sugerencias y propuestas gracias a las reuniones que hemos mantenido con ellos durante meses para crear un parque que cumpla con todas  las necesidades y que albergue el mayor número de usos”, explicó Hidalgo.

De hecho, indicó Aridany Romero, el objetivo de este parque es contribuir a “transformar el barrio de Lomo Blanco” y que los vecinos y vecinas ganen una nueva zona de ocio y de esparcimiento en la que se podrá disfrutar “de la práctica físico-deportiva y otras actividades al aire libre”. También el concejal destacó el trabajo realizado junto a los vecinos para sacar adelante una instalación que se enmarca, recalcó, en el objetivo del Instituto Municipal de Deportes de “invertir en la mejora de las infraestructuras deportivas y, en este caso, en crear una nueva”.

Las obras fueron adjudicadas a la Unión Temporal de Empresas (UTE) Tecopsa S.A.-OPC S.L. por 1.585.903 euros y se espera que puedan estar terminadas para la primavera de 2019.

Con esta inversión, creamos “un lugar emblemático en Lomo Blanco, pero que va a ser un lugar de esparcimiento y de ocio para todos los barrios del entorno”, apuntó también Hidalgo, que explicó que este espacio “exporta el modelo de deporte y ocio que ya hemos implementado en varios lugares de Las Palmas de Gran Canaria, con zonas verdes, de esparcimiento y para los animales domésticos con el fin de que todos, independientemente del barrio donde vivan, puedan disfrutar de este tipo de zonas cerca de su casa”.

El proyecto diseñado por el Ayuntamiento pretende recuperar un amplio espacio abandonado y convertirlo en un parque con usos deportivos y lúdicos junto a zonas verdes y espacios libres. El proyecto contempla una pista de footing, a modo de hilo conductor de una sucesión de áreas con diferentes usos, tales como canchas multideportivas, parque infantil, plaza, skatepark, parque para perros, zona con aparatos biosaludables y de entrenamiento físico, merendero, mirador y quiosco con terraza.

Habrá abundante vegetación, jardines y árboles de porte, y mobiliario urbano con el objetivo de crear zonas de reposo y descanso para toda la familia. Además, se va a construir una plaza con pérgolas para dar sombra, bancos y escenario, con una superficie total de 622 metros cuadrados.

El proyecto también contempla una solución para el desnivel presente entre la calle Ana María Margenat y la plataforma del antiguo campo de fútbol mediante una sucesión de rampas, taludes ajardinados, escaleras y gradas, que facilitan su relación con el núcleo urbano y mejoran los accesos al colegio y al nuevo campo de fútbol, relacionándose además con el borde del barranco de Guiniguada, de gran valor paisajístico. El nuevo parque será fácilmente accesible, especialmente desde la calle Ana María Margenat, habilitando recorridos peatonales y ciclistas.

Características de las instalaciones

El nuevo parque va a disponer de una pista deportiva de 3 metros de ancho y 500 metros de recorrido alrededor del nuevo campo de fútbol. Habrá un área multideportiva con una superficie de 482 metros cuadrados, donde se posibilitan los juegos de petanca y ping pong, así como de fútbol y baloncesto no reglados. Así mismo, los vecinos contarán con aparatos biosaludables y con multitud de elementos para el ejercicio físico, en otra zona de 595 metros cuadrados.

El proyecto también contempla una pista de skatepark, diseñada por una empresa especializada con una superficie prevista es de 790 metros cuadrados.  

El parque infantil dispondrá de 724 metros cuadrados y contará con un elemento singular de escalada, columpios para distintas edades, toboganes y juegos didácticos sobre una superficie de topografía ondulada.

También se ha previsto un parque para perros, con doble acceso, vallado y totalmente equipado, de 550 metros cuadrados.

Además, el área se completará con un merendero, ubicado en el extremo norte de la actuación, al borde de la ladera del barranco de Guiniguada, con bancos y zonas de sombra mediante pérgolas. Junto al merendero se propone un mirador, de unos 150 metros cuadros, que contempla el cauce del barranco y el mar.

Las áreas ajardinadas suponen 1.164 metros cuadrados, donde su plantarán 180 árboles y palmeras.

Además, se posibilitará la instalación de una pequeña cafetería-terraza con marquesina en una superficie de 196 metros cuadrados, previendo las acometidas y suministros de servicios necesarios.