Domingo, 15 Enero 2017 06:00

¿EXISTE MAGUFOLANDIA?

"Ricardo Campo vigilando el cielo, según él mismo"

 

© Crónicas Atlantes / Juanca Romero Hasmen

 
 

Entrevista con el filósofo e investigador, Ricardo Campo Pérez

 

¿Sabemos realmente que significa la palabra equilibrio? Aquellos que hacemos divulgación, sea del tipo que sea, frecuentemente nos alejamos de él, escorándonos hacia uno lado u otro de la información. Y debo admitir sin que se me caigan los anillos, que aquellos que hacemos información de temas tan controvertidos, en muchas ocasiones tiramos mano del primer antifaz que encontramos y nos negamos a ver más allá de nuestra propia nariz. En las cosas de lo insólito, se ha permitido durante años y décadas, que cualquier inútil se haga abanderado de las falacias que cuenta, impregnando de fétida escoria informativa el trabajo que con dignidad y esfuerzos realizan otros en favor de la verdad, aplicando metodología y coherencia a su trabajo como divulgador. Favoreciendo ese equilibrio de pareceres y planteamientos, hace unos días he podido charlar largo y tendido con el filósofo e investigador Ricardo Campo Pérez, reconocido articulista que con su punto de vista crítico, académico y por qué no decirlo, en muchas ocasiones duro y directo, se ha convertido en un referente sobre estas temáticas y la visión más aséptica de las mismas. Autor del reconocido libro “Los Ovnis, ¡vaya timo!”, o de “Vida en el Universo, del mito a la ciencia”, Campo nos abre los ojos con auténtico sentido crítico, dejando al descubierto las vergüenzas de quienes basan sus planteamientos en fábulas y el negocio de la manipulación.

¿Es tan fina como dicen, la línea que separa a la ciencia de la pseudociencia?
- La línea entre la ciencia y la pseudociencia la marca, en la práctica, los resultados que cada una obtiene observando cierto sector de la realidad y realizando experimentos que confirmen o desechen una teoría . Ciencias son la biología, la química y la física, entre otras. La historia y la sociología, por ejemplo, son ciencias humanas. Y la lógica y la matemática son ciencias formales. La psicología, que poco tiene que ver con su concepto popular, se considera que está a caballo entre las  dos primeras categorías, acercándose en su progreso a la primera. Pseudociencias tradicionales como la parapsicología y la ufología no se rigen por un método científico válido (detección de un problema, presentación de soluciones hipotéticas y propuesta de predicciones comprobables), carecen de una idea clara de lo que es prueba, apelan a entidades sobrenaturales y suelen rehusar el debate con los críticos, encerrándose en unas cuantas ideas a menudo de carácter dogmático. Suelen hacer afirmaciones que rompen con siglos de conocimiento científico confirmado, así que la línea que las separa de la ciencia, entre otras razones, suele ser nítida. Por supuesto, tanto con la parapsicología como con la ufología –con los asuntos de que se ocupan- se puede hacer auténtica ciencia, pero esto es algo muy aburrido para personas que de antemano creen en supuestos poderes psíquicos, fenómenos paranormales y en visitas de extraterrestres a la Tierra, en abducciones y conspiraciones nunca demostradas.

En algunas universidades del estado español, las temáticas del misterio se debaten abiertamente junto a las referidas a la Ciencia… ¿Por qué no ocurre lo mismo en la Universidad de La Laguna? - Hasta donde sé, esos debates consisten en cursos de extensión universitaria que no forman parte de los planes de estudios establecidos reglamentados y exigidos al estudiantado. Es decir, son propuestos, y en ocasiones organizados, por estudiantes que tienen un interés por cuestiones supuestamente misteriosas pero que no forman parte de una oferta oficial de formación. Pero no es cierto que en la Universidad de La Laguna no se hayan debatido estos temas abiertamente. Durante catorce años, de 2001 a 2014, la Universidad lagunera impartió un curso de extensión universitaria en el que yo mismo participé hablando de ovnis, de parapsicología y de la New Age, entre otros muchos otros temas de divulgación científica y creencias contemporáneas sobre presuntos enigmas abordados por diversos profesores e investigadores. La orientación de estos cursos, de asistencia libre y gratuita, fue siempre crítica y racional, que es lo exigible en cualquier universidad. La universidad es lugar para el pensamiento crítico, para la sanísima crítica escéptica y para la difusión del conocimiento contrastado. No debe dar cabida a especulaciones sin fundamento y a la promoción de personajes como espiritistas, ufólogos “contactados” con extraterrestres y similares. No hay temas tabú ni prohibidos; lo que sí debe ser vigilado es cómo son abordados esos temas, que ya tienen bastante espacio en la sociedad como para que encima una universidad ampare a empresas del misterio que chocan con sus principios básicos.

Ricardo Pic2¿Sobre el fenómeno OVNI se escriben historias o solamente historietas? - Las dos cosas, pero la mayoría de las ocasiones se trata de historietas de misterio gratuito, piezas de baratillo que no merecen el nombre de investigación porque están dirigidas a hacer cosquillas a las intuiciones de los aficionados, no a que lean con detenimiento la información y se lo piensen dos veces antes de darla por buena. A la inmensa mayoría de los aficionados les basta con esto: compran su revista mensual de misterios, la leen en parte, comentan para sí mismos “ya lo decía yo”, “era lo que yo sospechaba”, “que interesante esto que me cuentan de los alienígenas que ayudaron a construir las pirámides de Egipto”, “qué malvados estos científicos que ocultas todas estas verdades” y ya está, hasta el mes siguiente.

¿Astrobiología sí, ufología no? - La astrobiología es una disciplina científica multidisciplinar que busca, mediante rigurosas herramientas científicas –las habituales- explicar o comprender el origen, la evolución y el destino de la vida en el universo. Podría decirse que su objetivo más inmediato es hallar evidencias científicas (que no son opiniones, sospechas, sensaciones o experiencias personales) sobre la existencia de vida sencilla y microscópica en alguno de los ambientes planetarios cercanos a la Tierra (Marte, Titán, Encélado). Pero la ufología no tiene nada que ver con la astrobiología, más allá del nivel mítico, es decir, la creencia en que existe vida inteligente en el cosmos, siempre antropomorfa, que nos ha visitado tantas veces que parece que somos el ombligo del universo. La ufología mayoritaria es un sustituto de la religión y de antemano da por buenos esos relatos, anécdotas y fabulaciones. La astrobiología es una ciencia teórica y experimental, y en colaboración con ingenieros aerospaciales fabrica y manda sondas a Marte para hacer más ciencia a distancia. Lo que digan los ufólogos al uso le trae sin cuidado. Éstos ya han dictaminado de antemano que los seres inteligentes extraterrestres existen porque lo dicen ellos y quienes vieron una luz extraña en el cielo que tomaron por una “nave nodriza”.

Recomiendo a quien esté interesado en la posible vida extraterrestre que busque libros de biología, para tener una base teórica, y sobre astrobiología. La posibilidad de especializarse académicamente en astrobiología a través de la biología y la astrofísica también es posible, por supuesto. Pero, en cualquier caso, que se olvide de la ufología, de los ufólogos y del mercado de los misterios al respecto.  La ufología es un folclore; su mundo es un objeto de estudio tan respetable e interesante como cualquier otro para psicólogos, sociólogos, folcloristas y antropólogos, y cualquier otro investigador crítico que quiera comprender esta especie de leyenda urbana mundial en la que se dan cita sustitutos religiosos relacionados con seres superiores, la trascendencia y la defectuosa comprensión de la tecnología.

Ricardo Pic3¿Es lo mismo ser escéptico que negacionista? - No reconozco la categoría de “negacionista” porque tal sería el que niega por negar o por desidia. Sería como negar la existencia de las ballenas o del planeta Venus. Esto es un absurdo que no merece mayor atención. Los ovnis existen en cuanto que son relatos, historias o versiones sobre supuestos fenómenos u objetos que no pudieron ser identificados por un testigo o varios. Y está claro que, de esto, hay muchos, miles. Otra cosa es lo que pueda haber tras esos relatos sobre cosas que no pudieron ser identificadas y a las que el testigo o un periodista aplicó la etiqueta ovni porque es lo usual. 

Con total libertad… ¿todos los divulgadores del misterio somos vende humos?
- Unos más que otros, creo que hay de todo. Seguramente una parte cree honradamente en lo que hace sin pretender sacar rédito económico como primer objetivo. También hay divulgadores del misterio escépticos, como Luis Alfonso Gámez en España o Robert Sheaffer y Benjamin Radford en Estados Unidos, a los que aprecio por su labor. Ser divulgador del misterio no conlleva necesariamente “vender humo”, aunque suele ir asociado de manera más o menos consciente o intencionada.

¿Hasta dónde es perjudicial la divulgación sobre temas pseudocientíficos?
- Es perjudicial en tanto que la inmensa mayoría de las ocasiones la divulgación de esos asuntos se hace de manera acrítica, crédula o sensacionalista, sin llevar al lector una visión crítica o escéptica para que pueda formarse una auténtica opinión. La información aparece con frecuencia coja y retocada, no sea que la gente dé un respingo como cuando un fulano pretende venderles un reloj estupendo bañado en oro por 40 euros en una calle comercial.

Yo mismo he podido comprobar a lo largo de estos años, como en la divulgación del misterio anidan cientos de patrañas con patrocinio y denominación de origen. ¿La mayor estupidez divulgada en Canarias sobre estas temáticas? - No sé si son estupideces o simplemente historias cultivadas para un público predispuesto. Hay unas necesidades emocionales –antes se diría espirituales- y un mercado que las satisface. Las necesidades religiosas, que siguen estando presentes y lo seguirán estando mientras haya seres humanos en el planeta, se han transformado en una parte significativa desde el último tercio del siglo XIX, aproximadamente, en afán por el crecimiento personal y en ayuda psicológica a través de múltiples corrientes más o menos científicas. La divulgación mayoritaria de temáticas como la ufología, la parapsicología y la astroarqueología (ETs en la antigüedad) cumple también una labor religiosa, ya que se nos habla de otros mundos más evolucionados que el nuestro o de capacidades sobrenaturales que anidan en nuestros dormidos cerebros (que, por supuesto, no están dormidos y son usados al 100% cada día por todo el mundo). Quizá la historia más absurda divulgada en Canarias, en mi opinión, es la visita de una nave de Urano a la playa tinerfeña de La Tejita en 1975. También estuvo implicado previamente un ordenador del mismo planeta y unos científicos de Saturno con malas intenciones, al parecer. Una abducción y unas cuantas fotos borrosas y ridículas completan la historia, de la que fue principal protagonista el periodista y contactado Francisco Padrón.

Ricardo Pic4¿Qué opinión tiene sobre los medios de comunicación que, con dinero público, fomentan la divulgación de lo “insólito”? - Mi opinión sobre ese aspecto concreto es mala. Los medios públicos  deberían al menos dar espacio a otros formatos u opiniones en los que se ofrezca una visión escéptico-crítica de esos temas. Su objetivo primordial no es la rentabilidad económica, así que la ausencia de contrapartidas firmemente basadas en la racionalidad y la puesta a prueba de afirmaciones extravagantes es indicio de indolencia o irresponsabilidad. Desde un punto de vista más personal, creo que si un director o responsable de contenidos directamente suprimiese esos programas el mundo no perdería gran cosa…

¿Existe “magufolandia? - Sí, es un género, una especialización periodística que puede ser rentable, aunque necesita reciclarse en sus temas clásicos y hallar nuevos nichos que explotar. El término magufo (un término un poco raro, peyorativo y semi-exitoso que fusiona magia y “ufo”, ovni en inglés) se refiere a quienes fomentan estas historias sin sentido crítico y se lucran con ello, no a quienes simplemente consumen el producto porque creen en esas ideas y especulaciones de antemano y necesitan periódicamente su dosis. Magufolandia es un terreno con provincias localizadas en las salas de reuniones de las revistas mensuales de misterios, en las que utilizan algunos productores y presentadores televisivos y en las de las editoriales que publican libros del género, en España y en todo el mundo. Hablan de misterios, maravillas y sucesos anómalos, pero en realidad quieren decir producto, ventas y balance empresarial. Sus comerciales, por la mañana, después de lavarse la cara, se escriben en el dorso de la mano con un boli un recordatorio diario: “Desconocemos su origen, luego son extraterrestres”.

¿Cree que existe algo más allá de la muerte que no sean gusanos y descomposición?
- No lo sé. No hay pruebas científicas al respecto. Pero los gusanos y la descomposición no son malos ni buenos, forman parte del universo y de su reciclado constante de material. La vida, incluida la humana, está basada en la química cósmica, en los procesos de “descomposición” de antiguas explosiones estelares y de “composición” planetaria en la que las proporciones de carbono, hidrógeno, oxígeno, etc. son las adecuadas para que la vida surgiera en nuestro planeta con la ayuda indispensable del agua y de la energía química. Quienes divulgan las llamadas “experiencias cercanas a la muerte” deben someterse a los mismos requisitos que en cualquier otro sector de la ciencia porque, supuestamente, no se refieren a una creencia religiosa en el más allá, sino a un fenómeno comprobable. Lo malo es que las pruebas aportadas no confirman esa otra “realidad”. Si el estrés cerebral en situaciones límite puede explicar esos fenómenos, tal vez sea ésa la causa, una causa material, tan material como una digestión o la medición de la actividad eléctrica cerebral.

¿Esto que llaman luces populares, es un fenómeno anómalo o simplemente una invención populista? - Es una interesante fenomenología con muchos ejemplos por todo el mundo. Los testimonios están ahí. Yo he recogido unas cuantas muestras de tales relatos que verán la luz –nunca mejor dicho- en el momento oportuno. Otra cosa es la naturaleza última de esas luces o lucecillas, y en qué medida son fiables esos testimonios, en qué medida, como también en cada caso sobre ovnis, lo que vio cada testigo fue almacenado en su memoria, recordado y expresado, a lo mejor décadas más tarde, ante los interesados que solicitan una declaración. Nuestra memoria no es como un espejo: está en permanente reconstrucción, añade características que no estaban presentes, trastoca las horas, alarga o encoje las duraciones. La sorpresa, incluso el temor, no son buenos acompañantes a la hora de recordar una experiencia visual. La competencia lingüística también influye, así como a quién se lo cuentas, lo que has leído al respecto, los testimonios de otras personas, las imágenes divulgadas por los medios de comunicación y otros muchos factores que cualquiera puede citar haciendo un pequeño esfuerzo reflexivo. Como una posibilidad a considerar, algunas manifestaciones de las llamadas “luces populares” es posible que hayan sido causadas por rayos globulares o centellas, un tipo de descarga eléctrica natural que, según miles de testimonios en todo el mundo, se comporta de manera parecida a la descrita por los testigos de esas luces populares, de las que el ejemplo más conocido en Canarias es Mafasca, en Fuerteventura.

 Ricardo Pic5

Aún hoy en día, hay pregoneros que se refieren al “ovni” del 79 como un platillo volador y no como un misil. ¿Por qué cree que no dan por buena la información contrastada y demostrada? - Es que hay mucha gente que quiere creer. Y aunque aquella tarde del 5 de marzo de 1979 hubiesen estado en el interior del submarino norteamericano SSBN 642 Kamehameha, que fue el que lanzó los cuatro misiles –sólo dos fueron visibles, por eso el fenómeno de las estelas iridiscentes al principio se repitió al final- seguirían pensando que lo visto fue un “fenómeno extraño”, o que hubo “algo más” aparte de los efectos de los misiles Poseidón en la alta atmósfera a centenares de kilómetros al oeste del archipiélago canario, como ha ocurrido en docenas de ocasiones en diversas partes del mundo y cuatro más en Canarias en la misma década.

Véase: http://www.academia.edu/16027101/Identificados_Los_OVNIS_de_Canarias_fueron_misiles_Poseidon .

 

Canarias adolece de ser un caldo de cultivo para lee bolas, adivinadores, iluminados y charlatanes. ¿Qué hacer y a quienes corresponde hacerlo? - Entre los críticos, la opinión mayoritaria es que esa situación sociológica a la que te refieres -que es real aparentemente, aunque no conozco estadísticas fiables al respecto- es un problema de educación básica. Sospecho que la educación y la desconfianza ante estos personajes, que para algunos puede ser algo natural, no se halla universalmente repartida. Los carismas funcionan muy bien, y una buena sonrisa y unos consejitos funcionan como unas endorfinas psicosociales para muchos. Creo que debe bastarnos con divulgar los trucos psicológicos que esos sujetos emplean para encandilar al cliente. Las televisiones locales son una plaga en este sentido.

Publicado en Crónicas Atlantes
Domingo, 08 Enero 2017 07:45

RUMBO A LO DESCONOCIDO

© Crónicas Atlantes / Juanca Romero Hasmen

 

Entrevista con el periodista y viajero, Pablo Villarrubia Mauso

 

Pocas veces tenemos la fortuna de encontrarnos en el camino con viajeros de verdad, de los que llenan sus botas de polvo y enriquecen sus cuadernos de notas con las vivencias de los testigos y las suyas propias. Uno de estos hombres sin fronteras es Pablo Villarrubia Mauso, conocido reportero del programa televisivo Cuarto Milenio y un viajero incansable. A sus espaldas lleva una mochila con miles de kilómetros recorridos y expedientes de alrededor de 40 países, en los que ha indagado sobre sus misterios, antiguas civilizaciones, y ha convivido con los indígenas de lugares remotos… RUMBO A LO DESCONOCIDO es el libro que ahora publica bajo el sello de editorial Odeón, un libro de auténtico lujo en el que podremos encontrar las experiencias de toda una vida dedicada a la investigación. Con Villarrubia he tenido la oportunidad de charlar largo y tendido esta misma semana.

¿Lo insólito se presenta en cualquier rincón del planeta? - Por supuesto. Lo importante es la mirada, el saber preguntar y, especialmente, la curiosidad que te lleva a buscar el misterio de la vida en todos los sentidos.

¿La interpretación de un enigma, está inevitablemente sujeta a las sensaciones de quien lo experimenta? - Lo subjetivo juega un papel importante cuando se está de cara a lo "desconocido" pero estas sensaciones están sujetas a toda la carga, a todo el aprendizaje que llevas dentro. Lo importante es buscar un equilibrio entre el conocimiento racional y el que se adquiere por las sensaciones que cada uno experimenta.

 Villarrubia BookRUMBO A LO DECONOCIDO, ¿mucho más que un libro? - Es más que un bonito libro repleto de fotos en colores -todo un lujo hoy por hoy para un autor- es el resultado de muchos años viajando por el mundo, en este caso, 8 países seleccionados, de Asia, Europa, África y América. En cada continente nos encontramos con situaciones que jamás yo supondría que viviría. ¿Un ejemplo? Un ritual de djambi en el archipiélago africano de Sao Tomé y Príncipe destinado a espantar a los malos espíritus y atraer los buenos. Toda una experiencia…

¿Sería acertado decir que estamos frente a un libro puramente vivencial? - En parte sí, pues se trata de contar lo que he visto en varios rincones del mundo, en selvas, desiertos de arena y sal, estepas y montañas. Pero recojo entrevistas a los nativos, lugareños, las opiniones de expertos en antropología, arqueólogos, etc., para poder ubicar al lector en cada tema.

¿Cuántos años de trabajo repartidos en las 284 páginas del libro? - En realidad es el trabajo de toda una vida, pero se concentra en los últimos 12 años de viajes, donde el bagaje anterior adquirido en otras expediciones cuenta mucho.  En los años 90, viajé por casi toda América, especialmente Brasil, mi tierra, que evocó el capítulo dedicado al estado de Mato Grosso donde desapareció el coronel británico Percy Fawcett sobre el cual van a sacar, en breve, una película producida por Brad Pitt. Allí encontré vestigios de antiguas civilizaciones, como un observatorio astronómico de piedra.

En este fantástico libro haces  un recorrido por diferentes continentes. Imagino que la tarea de seleccionar temas debió ser intensa, ¿verdad? - Por suerte tengo mucho material de los viajes, muchas fotos, entrevistas grabadas, apuntes, libros raros, etc. Pero al final tienes que decidirte y te cuesta, especialmente, desechar ésta u otra fotografía…

¿De verdad podemos aseverar que civilizaciones muy anteriores a la nuestra tuvieron los conocimientos suficientes para interpretar la bóveda celeste con técnicas astronómicas? - No cabe duda, como dije, los "astrónomos" del antiguo Mato Grosso crearon una "casa de piedra" con un nicho de 3 metros de diámetro en cuyo interior pintaron soles, lunas, estrellas. Algunos agujeros en sus paredes proyectan la luz de algunos astros en determinadas épocas del año sobre las pinturas. En Armenia se encuentra el observatorio astronómico más antiguo del mundo, más de 7.500 años, más antiguo más grande que Stonehenge, por ejemplo.

¿Qué opinión tienes sobre la posibilidad de que algún tipo de vida extraterrestre haya podido interactuar con estas civilizaciones? - Quizá en alguno ocasión, pero pocas, no tantas como se decía en la época de los libros de Erich von Däniken. Creo que al igual que hoy vemos Ovnis, nuestros antepasados también los veían y les intrigaba tanto como a nosotros. Creo, más bien, que estos hombres dejaron reflejado en el arte rupestre estas apariciones.

Miles de kilómetros recorriendo más de 40 países, y conviviendo con indígenas y bebiendo de su acervo cultural. ¿Cuánto más descubres, más desconoces? - Es lo que decía sobre el ritual del Djambi de África. Desconocía su existencia hasta llegar allí. Luego un antropólogo holandés me pidió imágenes de video del ritual donde la gente, en trance, come fuego, se arroja a las llamas, se lanza contra las paredes: no existían imágenes bien grabadas de este ritual…tremendo. O las gigantescas "dagobas" de Sri Lanka, los mayores monumentos de la antigua humanidad después de las pirámides de Egipto: confieso que antes de viajar allí ni sabía que existían…

Permíteme, aunque sea a modo telegráfico, que te hagas algunas preguntas más. ¿Cuál es el estado de salud de la investigación sobre enigmas y misterios en nuestro país? - Bien, muy bien. España es uno de los pocos países del mundo donde hay muy buenos investigadores de misterios.

¿Y el electrocardiograma de la divulgación de estos temas? - Hay toda una legión de escritores, periodistas, programas de radio y de televisión, incluido "Cuarto Milenio" para el cual trabajo desde hace 11 años.

¿El gran fraude a nivel mundial? - El de la supuesta momia extraterrestre de Roswell: patético.

Y poniéndotelo más difícil… ¿El Misterio de los misterios? - Los Ovnis y su (s) origen (enes).

Entro en una librería y me veo cautivado por la excelente presentación de RUMBO A LO DESCONOCIDO, viaje a las fronteras de lo insólito. ¿Qué voy a encontrar entre sus páginas? - Recorridos repletos de misterios y colores en Bolivia, Camerún, Sri Lanka, Venezuela, Sao Tomé e Príncipe, Altai, Brasil y Armenia pero también conexiones de estos misterios arqueológicos, antropológicos con otros de todo el planeta. 

 

PUBLICIDAD

ConsulTarot 960X

Publicado en Crónicas Atlantes
Domingo, 20 Noviembre 2016 06:30

La Transilvania de Drácula

Canarias Plural - Sociedad _

CRÓNICAS ATLANTES
© Juanca Romero Hasmen

 

Hemos metido lo necesario en la sufrida mochila y subido a un avión que nos lleva hasta el Aeropuerto Internacional de Timisoara, en Rumanía. Nuestro destino se encuentra a casi seis horas de camino, hacia el sur,  en medio de los Montes Cárpatos, en la región de Transilvania. Llegamos a este país en busca de pistas que nos acerquen a la figura de uno de los personajes más conocidos; el Conde Drácula. ¿Existió realmente este siniestro personaje chupador de sangre y adictiva tendencia a morder desnudos cuellos femeninos? Al llegar a Valaquia, nos recibe un guía de aspecto áspero y altura considerable.

Su nombre Nicolae Sarbu y con él, de forma exclusiva, nos adentramos durante algunas horas entre robustas coníferas en busca de historias insólitas y escenarios naturales por los que según la historia, se desenvolvía nuestro protagonista, el sangriento y cruel Vlad III o Vlad Draculea (Tepes/empalador), que era su auténtico nombre. Éste es por tanto el auténtico “hombre vampiro”, personaje en el que se basó Bram Stoker en 1897 para crear su novela “Drácula” y que sin lugar a dudas adornó con licencias literarias que lo convirtieron en mucho más galán y menos pendenciero que el original Vlad “el empalador”.  Según la descripción de un delegado papal de la corte húngara, Vlad III no era muy alto, pero sí corpulento y musculoso. Su apariencia era fría e inspiraba cierto espanto. Tenía la nariz aguileña, fosas nasales dilatadas, un rostro rojizo y delgado y unas pestañas muy largas que daban sombra a unos grandes ojos grises y bien abiertos; las cejas negras y tupidas le daban aspecto amenazador. Llevaba bigote, y sus pómulos sobresalientes hacían que su rostro pareciera más enérgico. Una cerviz de toro le ceñía la cabeza, de la que colgaba sobre unas anchas espaldas una ensortijada melena negra.

Transilv002Nació en 1428 y tuvo una vida ciertamente corta; tan solovivió 46 años, tiempo en el que fue conocido por su crueldad y forma inhumana de torturar. Supuestamente sus víctimas se cuentan entre 40.000 y 100.000 personas que murieron por el sistema predilecto de Vlad, conocido como empalamiento.

Esta técnica consistía en introducir un palo de unos 3,5 metros de longitud, por el recto, fijarlo al cuerpo con un clavo y colocando en la verticalidad el cuerpo clavándolo en el suelo. Existieron auténticos bosques de empalados, una dantesca imagen iconográfica digna de ser olvidada. En torno a la figura de Vlad III surgen infinidad de historias, algunas de ellas fuertes candidatas para la controversia. ¿Era un chupador de sangre?, ¿dónde vivía exactamente?, ¿cómo murió? Al preguntar a nuestro amigo Nicolae sobre la faceta vampírica de Vlad Draculea, me respondió de forma algo brusca, cercana a la ofensa, que Drácula era un personaje de ficción y chupar la sangre de otras personas era una licencia literaria que se había permitido Bram Stoker en su libro.

No existen datos fidedignos que aseveren que Vlad era un hematófago compulsivo. Para el pueblo rumano fue un hombre justo que solamente empalaba a los miserables enemigos de esas tierras. Actualmente es considerado uno de los grandes héroes nacionales por una parte amplia de la población, aunque innegablemente durante los días que estuvimos en tierras rumanas, encontramos a quienes lo siguen tachando de sádico asesino. Pero yo quería ir hasta el lugar donde vivió, y con la mochila sobre las espaldas, llegamos hasta el Castillo Poenari, auténtica morada de Vlad Tepes a pesar de que las rutas turísticas convencionales muestran otro castillo conservado en mejor estado como el original y que no deja de ser más que un simple museo sobre Drácula. Poenari tiene gran parte de su estructura en ruinas y para subir hasta él, tuvimos que dejar detrás más de 1500 escalones construidos sobre la dura piedra de la montaña, bordeando un imponente desfiladero. Llama la atención que cada escalón está numerado, quizá para desanimarte a seguir subiendo aquella horrible y casi vertical escalinata -imagino a los enemigos de Vlad III dándose la vuelta ante un inminente ataque por no subir tantos escalones-.

 Transilv001

¿Será por eso que Bram Stoker representa al vampiro como un murciélago, capaz de salir y entrar volando por una ventana del castillo? La edificación está en un estado lamentable, con grandes partes restauradas sin respetar el tipo de piedra y en las que destaca enormemente el hormigón utilizado. Allí no hay grandes salones ni mazmorras sombrías, no se huele el misterio puro y duro como cabría esperar. Pero merece la pena llegar hasta la parte más alta después del cansino ascenso y poder ver el río Arges, lugar en el que se suicidó el gran amor de Vlad Tepes. Desde allí se adueña de nosotros los verdes bosques y la belleza de Valaquia. En diciembre de 1476 cae en una emboscada junto a su guardia personal de doscientos hombres, por parte de los turcos. Fue decapitado y su cabeza llevada a Estambul donde estuvo pinchada junto a las defensa de la ciudad para que todos los turcos supieran que había muerto la gran amenaza del imperio otomano.

Sea como sea, la imagen del auténtico Drácula, y no la del literario, nos deja un mal sabor de boca ahora que somos conocedores de sus sanguinarias prácticas, pero eso es un secreto que nos llevamos de vuelta a casa, respetando la decisión de los rumanos al considerarlo uno de los grandes de la historia del país.

Publicado en Crónicas Atlantes
Sábado, 12 Noviembre 2016 22:04

EL LIBRO DE LOS SERES FELICES

Canarias Plural - Sociedad _

CRÓNICAS ATLANTES
© Juanca Romero Hasmen

EL LIBRO DE LOS SERES FELICES

Entrevista con la Dra. Alia Esquivel

¿Sientes que eres feliz? ¿Consideras que vives rodeado/a de personas felices o por el contrario, tu entorno es gris? Lo cierto es que el concepto de lo que es la felicidad es tan relativo, que me atrevo a decir que no hay felicidades iguales o que incluso es imposible medir el grado de ésta. Trabajar diariamente para ser felices es algo que olvidamos continuamente por culpa de la devoradora calculadora de horas, cuentas y trabajo. Estamos convencidos de que conceptos reales como el estrés, el paro, la hipoteca, las deudas, etc., no son precisamente motores propulsores de felicidad sino más bien todo lo contrario. La ciencia se preocupa también por investigar sobre este asunto vital para el ser humano, porque está contrastado que un hombre o mujer feliz, vive más tiempo, rinde más en el trabajo y se relaciona de forma más positiva con su entorno, creando así una sociedad mejor. Hace tan sólo unos días he podido entrevistarme con la mexicana Alia Esquivel, Doctora en Psicología con Especialidad en Salud Mental y Maestría en Terapia Familiar. Acaba de publicar “El Libro de los Seres Felices” con editorial Odeón, un exquisito trabajo que nos adentra en el aprendizaje de las técnicas que permiten fortalecer las emociones y dirigirlas para que nuestros niveles de felicidad aumenten notablemente.

  

LibroFelices 001¿Podemos decir que la sociedad occidental es profundamente infeliz? - Yo no diría eso; más bien diría que la gente de occidente se encuentra un poco distraída con tantos y tantos avances tecnológicos y digitales, pero no por eso es profundamente infeliz. De hecho, si observamos el ranking del World Happiness Report emitido por La Organización de las Naciones Unidas, tenemos que las personas más felices son aquellas que viven en Dinamarca, Suiza, Noruega, Canadá, Finlandia, Islandia, Países Bajos, Australia, Paraguay… En resumidas cuentas, este estudio nos revela que la gente más feliz vive en occidente. No obstante, la realidad es que existen seres felices e infelices en todos los países del mundo: he conocido neoyorkinos, parisinos y australianos que se describen infelices a pesar de gozar de una buena calidad de vida; como también he visto cubanos, en américa central, y marroquíes y egipcios en áfrica, que se consideran felices a pesar de sus carencias y de las condiciones precarias en que viven. El constante análisis psicológico y antropológico de estos datos me ha llevado a una conclusión fundamental: Sin importar su pasado ni su condición geográfica, política, socioeconómica o religiosa, el individuo se convierte en un ser feliz en el aquí y el ahora cuando decide:

1) Aceptar tanto su pasado como aquello que no puede modificar en el presente

2) Asumir la vida tal y como es en ese preciso momento y bajo esas circunstancias

3) Construir con esperanza su presente y su futuro a partir de esas circunstancias

A decir verdad, la felicidad es una actitud mental que todo ser humano —sea occidental u oriental— puede asumir de manera consciente; precisamente por ello nos esforzamos en idear alternativas que nos ayuden a encontrar esa felicidad, el problema es que muchos se empeñan en buscarla en el lugar equivocado y, al no encontrarla, llega a parecerles esquiva o ilusoria.

  

¿Qué cosas son las que obligatoriamente necesitamos para convertirnos en personas felices? - Como solía decir Aristóteles: todos estamos de acuerdo en que queremos ser felices, pues la máxima del ser humano es ser feliz; pero en cuanto intentamos averiguar cómo podemos serlo, comienza la discordia. ¡Vaya paradoja! Muchos dirán: ¡Pero bueno! ¿Qué le pasa al ser humano? ¿Por qué encuentra discordia si lo que busca es felicidad? Pues nada, que Ana busca la felicidad en el arte, y no porque le encante el arte sino porque como ahí fue donde la encontró su amigo José, habrá que buscarle ahí mismo. Carlos decide buscar la felicidad en otro país, no es que realmente desee mudarse pero, como su prima Pilar encontró la felicidad al mudarse, el habrá de hacer lo suyo. ¿De dónde viene la discordia, cuando lo que esperábamos era la felicidad? Muy sencillo: el camino de los otros no puede conducirme a mi destino, eso es discordia; para ser feliz yo habré de trazar mi camino de acuerdo con mis deseos, preferencias, habilidades y demás atributos, eso es concordia, y la concordia es parte esencial de la felicidad. Entonces, ¿para ser felices lo que necesitamos es concordia? Sí, y esto es algo no negociable. Precisamente ese es el objetivo de El libro de los seres felices: generar concordia mediante procedimientos enfocados a:

Aceptar lo que no podemos cambiar

Sentir el dolor para desahogarlo

Perdonar a los demás sin combatir

Perdonar los propios fallos y reinventarse

Aprender a vivir con las circunstancias

Recobrar la fuerza emocional interior

Mientras la persona no aborde adecuadamente cada una de estas seis fases, reinará la discordia en su interior y la proyectará al exterior con desdicha, mal humor, desavenencias y, a la larga, con alguna enfermedad física o psicológica. Pero si se dispone a procesar cada una de estas etapas, obtendrá la tan anhelada concordia y sentirá la felicidad en cuerpo y alma, para luego proyectarla en forma de alegría, optimismo, energía positiva y una excelente salud física y mental.

 

LibroFelices 003¿Es cierto que el amor da la felicidad? - Creo que amor es sinónimo de felicidad; no puede ocurrir lo uno sin lo otro: el amor a la humanidad nos hace felizmente humanitarios, y somos felizmente humanitarios porque amamos a la humanidad; el amor al trabajo genera productividad y disfrute en nuestra ocupación, por eso amamos nuestro trabajo; el amor de la familia nos hace dichosos y responsables, por eso amamos a la familia; el amor a la propia persona nos hace felices, y somos felices porque nos amamos a nosotros mismos. Como vemos, la felicidad atrae al amor, como el amor atrae a la felicidad. Lo dicho: sin amor no hay felicidad, y sin felicidad no puede haber amor.

 

¿Pero también puede quitarla, no? - El amor no quita nada sino todo contrario: el amor siempre suma algo a nuestras vidas. En todo caso, es la falta de amor lo que quita la felicidad.

  

¿Desarrollar nuestros talentos, nos convierte en seres felices, o la exigencia produce todo lo contrario? - En realidad, todo depende de nuestro nivel de perfeccionismo. Nada de malo hay en tener estándares personales elevados, los costos psicológicos surgen cuando el individuo experimenta un alto nivel de estrés debido a un perfeccionismo mal entendido. Lo que tenemos que hacer, en primera instancia, es comprender el tipo de exigencia o perfeccionismo al que solemos ajustarnos, para luego buscar la manera de moderarlo. Veamos brevemente los cuatro tipos más frecuentes. El perfeccionismo normal se distingue porque nos permite experimentar alegría, placer y satisfacción en lo que hacemos; este tipo de perfeccionismo es el de los seres felices. El perfeccionismo mal auto-orientado se caracteriza por la auto-imposición de estándares excesivamente altos y poco realistas, que se conjugan con autocrítica extrema y renuencia a aceptar el fracaso y los defectos personales; sus secuelas más comunes son la ansiedad y la depresión. El perfeccionismo socialmente prescrito nace cuando se asumen como propias las expectativas exageradas y poco realistas de los demás, que son muy difíciles de satisfacer, pero que deben cumplirse para obtener su aceptación y aprobación; la incapacidad de estar a la altura de estas normas desata ansiedad, sensación de desamparo e ideación suicida, por ejemplo. Por último tenemos el perfeccionismo neurótico, que surge cuando existe un intenso temor al fracaso y cuando las relaciones interpersonales, lejos de ayudar, exacerban ese temor. En este estado, hasta los trabajos perfectamente bien hechos dejan de producir satisfacción, por lo que la persona se vuelca en un ciclo interminable de esfuerzos contraproducentes y excesivos, con grandes dosis de autocrítica y sentimientos negativos. Todo esto propicia una psicosis aguda que rompe por completo con la estabilidad emocional de la persona.

Desde este punto de vista, cuando desarrollamos nuestros talentos sobre las pautas del perfeccionismo normal, experimentamos felicidad; si lo hacemos siguiendo los parámetros de un perfeccionismo mal auto-orientado, socialmente prescrito o neurótico, lo que vamos a encontrar es la peor de las desdichas. 

  

Ser felices se convierte en una finalidad, ese famoso círculo que anhelamos cerrar. ¿Pero qué hacemos con la experiencia del recorrido? - A menudo pensamos: «voy a ser feliz cuando me gradúe», «seré feliz cuando gane más dinero», «en cuanto me case seré tremendamente feliz» o «la felicidad viene en el paquete de la jubilación». Esto sucede porque concebimos la felicidad como una meta, cuando en realidad no es un sitio al que se pueda llegar, un período estático o una cima por conquistar. La felicidad es una forma de vida, es la experiencia del recorrido en sí, es la total trayectoria de un ser humano que ha coleccionado un sinfín de momentos y eventos experimentados durante su estancia en la tierra. Cuando lo entendemos así, caemos en cuentas de que la finalidad no radica en esperar a llegar a ser feliz algún día —cuando me gradúe, cuando gane más dinero, me case o me jubile— sino en ser felices en el aquí y el ahora, hasta que la felicidad se convierta en nuestro mejor hábito. De otro modo, si concebimos la felicidad como un fin o como una meta, nos perderemos del gozo cotidiano del recorrido, de la satisfacción que provocan las cosas sencillas y del placer de vivir cada día con alegría y entusiasmo.

 

¿El libro de los seres felices es una obra pensada exclusivamente para quienes se sienten infelices? - El libro de los seres felices es para todos; ha sido diseñado para ayudar tanto a quienes desean acabar con la desdicha y la inestabilidad emocional, como para aquellos que desean hacer ajustes en sus vidas, o bien, preservar su salud y bienestar. También es bastante útil para las personas que desean profundamente ayudar a un ser querido, pero no saben cómo hacerlo. En cualquiera de estos casos, te garantizo que los lectores encontrarán una luz para iluminar su camino.

  

LibroFelices 002¿Hablamos entonces de una guía, un libro de consulta? - El libro de los seres felices es una forma efectiva de auto-terapia; en él se incluye el Método ASPPAR, que consiste en una serie de ejercicios psicológicos especializados que han demostrado su eficacia en la práctica. Se trata de un quid en cuyo interior se encuentran el mapa y la brújula que conducen al camino de la felicidad.

 

¿Cómo surge la idea de escribir El libro de los seres felices? - Haciendo un poco de retrospectiva, creo que fueron dos los factores que influyeron en su creación. Por un lado, la constante sugerencia por parte de los propios pacientes forjó la idea primigenia. La otra parte, digamos, la decisiva, provino de un público bastante heterogéneo que asistió a una de mis conferencias, donde uno de los asistentes expresó abiertamente lo siguiente:

“Ustedes, los psicoterapeutas, se devanan los sesos explicando a consciencia la parte teórica de la psicología, pero no tienen el hábito de compartir los métodos que utilizan dentro del consultorio, esos métodos que verdaderamente sacan a flote. Todo es importante, doctora, pero llega un punto en donde es preciso dejar de dar vueltas a lo mismo y actuar; y para eso se requieren métodos, ejercicios prácticos, herramientas de consultorio”.

Para sorpresa mía, la opinión de esta persona se convirtió en un reclamo unánime, así que prometí darme a la tarea de documentar y compartir “esos métodos que verdaderamente sacan a flote”. Y así fue como nació una idea que hoy, gracias a Mado Martínez, mi editora, y al equipo de Editorial Odeón, podemos ver materializada en un extraordinario ejemplar.

 

Muchas gracias Alia, por haber atendido a los lectores de nuestro diario.

Ha sido un placer. Gracias por la entrevista y gracias a los lectores. Deseo que El libro de los seres felices sea una suma en sus vidas. Pueden contactarme a través de mi página de Facebook,  Psicóloga Alia Esquivel Salmán.

 

 

Publicado en Crónicas Atlantes
Domingo, 06 Noviembre 2016 11:30

Cara a cara con Satanás

Canarias Plural - Sociedad _

CRÓNICAS ATLANTES
© Juanca Romero Hasmen

 

Cara a cara con Satanás

Entrevista con la comunicadora y escritora, Teresa Porqueras

 

Recientemente ha visto la luz un trabajo literario de investigación de esos que hacía años no veía. Se trata de “Cara a cara con Satanás”, escrito por la inquieta escritora Teresa Porqueras, y editado por Apostroph. Nos pone sobre la existencia real del demonio a través de las vivencias de Fray Juan José Gallego, exorcista oficial de la Diócesis de Barcelona. Un libro valiente, lleno de claves que no nos deja indiferentes ante la controvertida figura de Satanás, incluso más allá de conceptos netamente teológicos. Con Teresa Porqueras he podido tener hace pocos días una distendida y didáctica conversación.

librofotopgallego2¿Si existen exorcistas es porque los demonios no son fabulaciones? - Así es. Ciertamente cuesta creer algo así en pleno siglo XXI pero a las pruebas me remito. Yo prefiero hablar de ciertas energías que de alguna manera son capaces de interaccionar con el ser humano. En mi caso, hasta que llegué a esta conclusión tuve que aplicar el famoso dicho del “ver para creer”.

¿Quién es Fray Juan José Gallego Salvadores? - Fray Juan José Gallego Salvadores es exorcista de la Archidiócesis de Barcelona. Pertenece a la orden de los Dominicos y se muestra como una persona tremendamente humana, de gran sencillez y humildad, características que me impresionaron desde un principio. Su abultado currículum como Doctor en Teología por La Universidad de Santo Tomás de Aquino (Roma), Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Barcelona y catedrático emérito de la Facultad de Teología de San Vicente Ferrer de Valencia, entre otras ocupaciones,  hacen que nos encontremos ante una persona muy culta y con grandes dosis de racionalidad.

¿Consideras que la labor de Fray Juan José es entendida dentro de los muros de la propia Iglesia? - Esta es una cuestión de relevancia que trato en mi libro “Cara a cara con Satanás”. Precisamente en el capítulo “La incomprensión de la Iglesia” destaco que hay determinados sacerdotes, obispos y, hasta incluso, cardenales, que reniegan de esta labor. Tal es el rechazo en el seno de la misma iglesia que algunos exorcistas de nuestro país llevan a cabo su ministerio  “a escondidas”, temerosos  de la opinión de sus colegas. Algo que sigue sorprendiéndome.

¿Reside o ha residido el demonio en el propio Vaticano? - El 29 de junio de 1972 el Papa Pablo VI lanzó la controvertida frase que sorprendió al mundo: « el humo de Satanás ha entrado por alguna fisura en el templo de Dios». Esta frase se refería a la reinterpretación modernista que algunos sacerdotes tenían sobre la fe católica hasta el punto de replantearse el misticismo y la sobrenaturalidad. Sin embargo, este mismo papa, el 15 de noviembre de 1972,  se reafirmó en la presencia “real” de Satanás y su actividad en el mismo Vaticano. El fallecido  exorcista del Vaticano Padre Gabrielle Amorth, se ha mostrado también claro en este sentido y denunció la presencia del maligno dentro de las mismas entrañas de la Iglesia Católica.  Amorth habló de “supuestas” sectas satánicas en el Vaticano y, según él,  los recientes casos de pederastia que estamos viviendo serían buena prueba de ello.

¿A qué crees que es debido el aumento de exorcistas oficiales en España? - Se debe a la creciente demanda de personas que cada vez más requieren estos servicios. Precisamente esta semana pasada se reunieron en Roma más de 300 exorcistas para debatir estas y otras cuestiones. Nos enfrentamos a un problema global; no solo en España, sino en todo el mundo han crecido exponencialmente el número de personas que sufren algún tipo de influencias demoníacas.

Porqueras dosTeresa Porqueras (Foto: Rafa Ariño)

Siento por ti, envidia sana. Has estado presente en un auténtico exorcismo de la Iglesia Católica… ¿vivencialmente, que te ha aportado? - Me ha aportado muchísimo y realmente me ha hecho ser plenamente consciente que en nuestro mundo “tangible” existe otra realidad “intangible” que convive con el ser humano.  Si lo piensas bien, creer esto te cambia por dentro.

Cuando has hablado con exorcistas, ¿consideras que son personas verdaderamente especiales? - Lo son. Para dedicarse a esta profesión no sirve cualquiera. Se requieren estudios de Teología y una larga y demostrada trayectoria de buen hacer dentro de la Iglesia. Además, se precisa estar muy preparado “mentalmente”. Recientemente en marzo de este año 2016 nombraron a un exorcista más en Barcelona, Josep Serra Colomer. Según he sabido no fue nada fácil encontrar a voluntarios, ya que este ministerio  siempre ha suscitado mucho miedo y respeto entre los sacerdotes.

Además, y entre otros casos, has podido hablar con una joven poseída que lleva más de 7 años recibiendo exorcismos. ¿Cómo lleva una persona algo tan potente como eso? - Conocí a Anaïs (nombre ficticio) y descubrí  cuánto es su sufrimiento y desesperación y, no solo ella, también lo padecen sus familiares que se ven impotentes ante lo que les está sucediendo. Estas familias viven en secreto un auténtico tormento difícilmente entendible por nuestra sociedad.

¿De verdad los demonios deciden ocupar un cuerpo durante un tiempo tan prolongado? - Así es. El caso de Anaïs es un caso excepcional, pero no es el único lamentablemente.

Porqueras tres¿La psiquiatría no tiene nada que decir en estos casos de posesión demoniaca?
- Hay que reconocer que un número muy elevado de personas que acuden a un exorcista, sufren algún tipo de patología (un 80%). El misterio recae en ese 20% restante.
En EEUU, por ejemplo, nos llevan la delantera en este sentido y  algunos psiquiatras ya se han pronunciado al respecto. El prestigioso doctor Robert Gallagher, quien actualmente colabora con la Iglesia, sin pudor admite que hay ciertos casos que la ciencia médica no puede explicar. En España, sin embargo, existen dos bloques de opinión bien diferenciados. En primer lugar, están los psiquiatras que niegan que las posesiones demoníacas existan y defienden sin más que se trata de un trastorno psiquiátrico; y en segundo lugar, hay otro grupo de psiquiatras, muy pocos, que tras haber colaborado con la Iglesia, se atreven a admitir que existen  determinados casos inexplicables pero por el “miedo al qué dirán” permanecen callados y en silencio.

 Fray Juan José Gallego (Foto: Llorenç Melgosa)

Hablamos de demonios, entidades… ¿y el producto de la Iglesia Católica llamado Satanás, qué papel juega en todo esto?  - “Satanás” es un nombre que provoca pavor en el hombre, tanto es así que el ser humano prefiere creer que es una invención, un cuento más. Pero los exorcistas lo tienen claro: Es el líder de todos los demonios, la máxima y más terrible manifestación del mal que existe. Y aunque es un espíritu, se trata de un ser “real”,   capaz de irrumpir con fuerza en la vida de cualquier ser humano. En el mundo  actual en el que vivimos, falto de valores, el espíritu de la maldad poco  a poco va arraigando en nuestra sociedad: escándalos de corrupción, violencia   doméstica, el maltrato animal, etc.  Reconozco que a mí también me da cierto pánico creer en Satanás pero si lo piensas bien no hay día que en las noticias  no se produzca una u otra atrocidad producto de esta negatividad, de esta maldad que nos embarga. Recuerdo, por ejemplo, unas declaraciones de Gabrielle Amorth en las que claramente identificaba a Isis, al Daesh, como verdaderos discípulos de Satanás, un clarísimo ejemplo de la malignidad que reina en el mundo.

“Cara a cara con Satanás”, ¿un libro para ser leído por…? - “Cara a cara con Satanás” puede ayudar a muchos colectivos. Me gusta decir que es un libro dedicado a todos los valientes que no temen saber, independientemente de su credo o religión. Aunque debo reconocer que el  libro es mi pequeño gran homenaje a mi gran amigo fray Juan José Gallego Salvadores, exorcista, uno de tantos que osan luchar diariamente contra lo invisible.  Pero no solo es una lectura recomendada para exorcistas, para religiosos y creyentes, también se dirige a aquellas personas anónimas que se encuentran perdidas y que viven actualmente lo indecible. Espero que “ellos” encuentren entre sus páginas “esperanza”.

Muchas gracias Teresa, por atender a los lectores de este diario. - Gracias a vosotros.

 

 

Publicado en Crónicas Atlantes
Domingo, 30 Octubre 2016 06:30

Controvertidos orbes

Canarias Plural - Sociedad _

CRÓNICAS ATLANTES
© Juanca Romero Hasmen

 

¿Qué es un orbe? Se trata de un fenómeno en forma de círculo luminoso que aparece en las imágenes fotográficas y cuya existencia ha provocado divergencia de opiniones entre los que con rotundidad afirman que son partículas de polvo o gotas de vapor de agua en suspensión, o aberraciones lumínicas producidas por la luz del flash, y los defensores de teorías ligadas al misterio relacionando estas esferas con la presencia de seres elementales, energías inteligentes, seres espirituales, ángeles, etc. Incluso existe una teoría de la Física, del instituto Max Planck, que avala la existencia de vida orgánica espacial y consciente en forma de polvo de estrellas. ¿Increíble verdad?

ORB 001

Orbes y la cámara fotográfica:

Este tipo de imagen a diferencia de lo que muchas personas piensan, se obtienen con las cámaras de tipo digital y analógico, y se obtienen con luz artificial espontánea (flash) y con luz natural. Es cierto que con la llegada de las cámaras digitales, el fenómeno orbs se ha acentuado principalmente debido a la presencia de los sensores y la calidad del entramado del pixel. Sin lugar a dudas otro factor a tener en cuenta es el hecho que con las cámaras digitales podemos realizar 400 ó 500 fotos y revisarlas una a una al momento. Sin embargo con las de película o analógicas esto no ocurre ya que cada bobina lleva 36 exposiciones y que no serán revisadas hasta el momento del revelado.  Así pues, es cierto que con las cámaras de tipo digital parece acentuarse este fenómeno pero no se hace exclusivo de ellas.

ORB 002Aproximadamente y durante los últimos 13 o 15 años, he realizado un total de 13.000 fotografías en diferentes lugares y situaciones. Unas de tipo paisajístico y otras en las labores de “captura” de los orbs. Muchísimas de estas capturas fueron realizadas en plena noche o madrugada, con la intervención del flash en unos casos y en otros no. Otras, en menor número, han capturado a estas esferas lumínicas a plena luz del día, dejando en evidencia diferentes matices de color, forma y leve desplazamiento. En muchas de estas experimentaciones fotográficas he utilizado diferentes tipos de cámaras. Unas compactas y otras réflex. En unos casos de forma independiente y en otros sincronizando hasta cinco cámaras para que con los mismos parámetros realizaran el disparo a la vez y enfocando hacia el mismo punto.

Entonces, ¿Por qué el fenómeno orbe sale reflejado en unas cámaras y en otras no? Voy más lejos. En la madrugada del domingo 21 de septiembre de 2007, el amigo Sergio González, Francisco Ferrer, Paco Navarro y yo, acudimos hasta el conocido Barranco de Badajoz con la intención de realizar fotografías utilizando tres cámaras de la misma marca y modelo y ajustadas con los mismos parámetros de sensibilidad, obturación y diafragma. La cámara utilizada fue la Nikon D70S con óptica 18-70 mm. Para la experimentación se ajustaron los siguientes valores: Longitud focal: 18 mm., tiempo de exposición: 1/30 segundos, sensibilidad: 400 ISO y modo de flash automático. Para este experimento se realizó una cadena de disparos sincronizados a intervalos de 2 segundos. La sorpresa fue ver como en un total de 30 fotografías solo se obtuvo imágenes de orbes en cuatro de ellas, tres en una de las cámaras y una en otra. 

ORB 003

 

¿Qué factores se nos escapan para otorgar la responsabilidad a la máquina? No lo sé, pero a estas alturas no me vale el argumento que intenta dar explicación a este fenómeno simplemente aludiendo a la presencia de partículas de polvo o de agua en suspensión. Es cierto que estos factores están presentes en muchas de las imágenes orbs obtenidas, pero no es menos cierto que tanto el polvo como el agua no puede desvanecerse para una cámara y para otra técnicamente idéntica y sincronizada en tiempo y posición no hacerlo. ¿Hay algo más? Sinceramente, ¡no lo sé!

Y saltan las hipótesis más extravagantes y psicodélicas. Postulados a favor de lo insólito, rayando muchos de ellos lo auténticamente paranoico. Una de las hipótesis más llamativas, la que afirma que estas esferas son en realidad los denominados seres elementales. Esta es una de las teorías más aceptadas por aquellas personas que otorgan al fenómeno, trascendencia mistérica e incluso espiritual. Creo oportuno dejar claro en este punto, que lo que aquí expongo es simplemente una hipótesis y que aunque no la comparto en absoluto, es necesario mostrarla para crear debate y opinión.

Los orbes serían según estos postulados, seres de tipo elemental, residentes en el plano astral y que interactúan en nuestro plano con determinadas personas con intención de comunicar, guiar,  advertir o jugar. Hablaríamos en este caso de elementales del aire, o lo que es lo mismo, hadas, sílfides y silfos que toman la  apariencia de energía lumínica y esférica. Estos seres elementales no solo se manifiestan como orbes sino que lo hacen incrustándose o mimetizándose con el entorno en el que se desarrollan y desenvuelven. Se trata de seres con hábitos y prácticas positivas aunque en algunos casos pueden mostrar cierta hostilidad contra aquellas personas que interactúan negativamente con el entorno y entre ellos mismos. Estos seres elementales pueden sincronizarse con determinadas personas en nuestro plano de existencia y canalizar así la energía para la obtención de beneficios para la Madre Naturaleza y la perfecta convivencia con ella.

A lo largo de estos últimos años, he podido establecer contacto con muchas personas que avalan y defienden esta teoría sobre orbes como seres elementales y otras muchas que van un poco más allá y los relaciona con entidades del bajo astral. ¿Y si hablamos de los ángeles? Elementales regidores del éter, los ángeles se manifiestan en forma de orbe al igual que los demás seres elementales aunque con una marcada diferencia y es la posibilidad de tomar forma humana y ser el único interlocutor válido entre Dios y el Hombre. A veces se muestran a través de una imagen antropomórfica pura y perfecta, y otras tantas simplemente a través de una luz especial o un aroma perfumado.

Estela T. R. -profesora-, así lo cree: _”Son guías espirituales, algo así como señales de luz que nos llevan por el camino acertado. Estoy convencida de que están con nosotros en todo momento haciendo de guardianes de nuestra persona en unas ocasiones y en otras de severos maestros. No sé si alguna vez te has fijado en la estructura de un orbe en su interior, pero si lo haces podrás ver como hay vida dentro de él y como esta estructura cambia a razón del estado de ánimo del ángel que lo forma” _ Llegados a este punto, y aún a sabiendas que a muchos lectores tal y como me ocurre a mí mismo, estas líneas han podido causarle la carcajada, se hace necesaria una intensa reflexión sobre que está haciendo mal el ser humano para que un puñado de personas repartidas por medio mundo, necesiten agarrarse a una anomalía técnica para encontrar la paz espiritual. Claro que visto así, existen millones de personas en el planeta que se agarran a la idea de una entidad superior llamada Dios, que tampoco es que se manifieste de mejor forma o con mayor claridad.

Publicado en Crónicas Atlantes
Sábado, 22 Octubre 2016 19:56

La Clave oculta de los gatos

Canarias Plural - Sociedad _

CRÓNICAS ATLANTES
© Juanca Romero Hasmen

 

Cuenta la leyenda, que en el Arca Noé, los ratones aparecían a miles y se multiplicaban de forma descontrolada, hasta el punto de verse en  peligro las provisiones, por lo que Noé pidió ayuda del Señor, quien le dijo que debía acariciar tres veces la cabeza del león. Noé hizo lo que Dios le dijo y al cabo de unos pocos segundos el león estornudó, apareciendo de sus fosas nasales una pareja de gatos que restablecieron de inmediato el equilibrio en la embarcación.

 

CAT001¿Quién no tiene o ha tenido en casa, un animal de compañía? Desde que los tiempos son tiempos, el ser humano de todas las culturas se ha acompañado de alguna especie animal, no solo para su crianza o explotación, sino que principalmente por cuestiones de  afecto, ha seleccionado al animal que le hará compañía a él y a sus congéneres más próximos, generalmente, en el mismo núcleo familiar. El estrellato en la sub-categoría de mascotas, está compartido entre los felinos gatos y los cánidos perros, aunque este estatus no siempre ha sido así. A lo largo de los siglos, tanto unos como otros han vivido grandes vicisitudes y también momentos de gloria suprema. Pero centremos estas líneas en los gatos, y adentrémonos en algunos pasajes de la Historia para conocer un algo más la trayectoria vital de estos animales.

 

Los gatos, esos independientes animales que por su propia naturaleza son cazadores y solitarios, tienden a ver a los seres humanos como compañeros de su jauría, con lo que tampoco ven al hombre como presa. El gato es un animal que ha estado junto al hombre en la mayor parte de las civilizaciones; podemos destacar por ejemplo, el antiguo Egipto, época en la que fue considerado como animal sagrado, siendo venerado e incluso embalsamado tras su muerte. Bastet o Bast, era la diosa encargada de proteger el hogar y simbolizaba la alegría de vivir, una deidad dedicada a la armonía y la felicidad. Se representaba con la forma de gato doméstico o como una mujer con cabeza de gato, acompañada de un sistro -instrumento musical con forma de herradura, que lleva adosado unos pequeños platillos metálicos insertados a través de unas finas varillas, que se hacía sonar simplemente agitándolo-. Como curiosidad, aportar que los egipcios inoculaban a los gatos algunas gotas de su propia sangre para protegerlos de las enfermedades, plagas y cualquier mal espíritu. En esos tiempos estaba prohibido matarlos, y si alguien se atrevía y era descubierto, era condenado a pagar con su propia vida. Otra curiosidad es la que apunta a que los egipcios, cuando se moría uno de sus gatos, se afeitaban las cejas en señal de duelo. En 1890, durante unas excavaciones, fueron halladas en la ciudad de Bubastis, enormes necrópolis con más de 300.000 momias de gatos.

 

 

 

Fueron los griegos los que tras robar una pareja de gatos a los egipcios –a pesar de su negativa- comenzaron su crianza e iniciaron la expansión de la raza por toda Europa. Las culturas musulmanas también mostraron a lo largo de los siglos su especial cariño y aprecio por los gatos, debido a que el mismísimo Mahoma les prometió a estos animales un puesto en el paraíso. En la tradición Celta, se creía que los ojos de los gatos representaban las puertas que conducían hacia el reino de las hadas. En la Galia, la matanza de uno de ellos, era castigada con el pago de una oveja o cordero, o con el equivalente a la cantidad de trigo necesaria para cubrir completamente el cadáver del felino suspendido por la cola y con su hocico rozando el suelo. Pero no todo en la vida histórica de los gatos ha sido escrito en clave positiva; la imagen de estos pequeños felinos ha estado asociada al mundo oscuro, al lado del mal, relacionándose especialmente con la brujería. Se dice que los gatos eran files compañeros de las hechiceras y brujas, teniendo estas últimas, la capacidad de convertirse en uno de ellos –generalmente negro- para asaltar a los incautos en los solitarios caminos, e incluso introducirse en sus casas y causarles maleficios. Las brujas tenían como fieles escuderos a los gatos, a quienes utilizaban como mensajeros.

CAT002

 

Fue en la Edad Media (a mediados del Siglo XIII) cuando nace la creencia de considerar a los gatos de color negro como portadores de la mala suerte, ya que eran considerados cómplices o mayordomos de las brujas. Y fue así como en esa época comenzó una terrible persecución contra ellos, sacrificándose cientos de miles bajo la acusación de simbolizar al diablo y ser brujas transformadas. Fue tan brutal el aniquilamiento, que cuando la peste negra azotó a Europa en el siglo XIV, causando más de veinticinco millones de víctimas mortales, apenas quedaban gatos que lucharan contra las ratas, propagadoras de la mortífera enfermedad. ¿Si no se hubiera exterminado a los gatos durante las décadas anteriores, se hubiera podido erradicar la peste con más rapidez?, la respuesta sin duda es un rotundo sí.

En esos tiempos incluso el Papa Clemente, en su obsesión por acabar con la Orden Templaria, se atrevió a acusar a los caballeros de la organización, de homosexuales y adoradores del demonio en forma de gato. No fue hasta el siglo XVIII cuando el gato vuelve a recuperar parte de su esplendor anterior, convirtiéndose en el protagonista de bellas pinturas y esculturas. Los armadores de los barcos se hacían con algunos ejemplares felinos para acabar con los ratones a bordo de sus naves. ¿Cuánto hay de verdad o mentira en todas esas historias populares que adoptan como protagonista la imagen del gato? Conozcamos algunos ejemplos: Cruzarse con un gato negro –como ya hemos dicho- se considera símbolo de mal agüero, pero sin embargo su aparición en un banquete de bodas era señal de matrimonio afortunado. En el juego, se cree que pasar el billete de lotería por el lomo de un gato oscuro, es atrayente de la buena suerte.

En muchas localidades rurales del norte peninsular, se creía que tragar pelos de gato negro servía para volverse loco, y si comías algo que previamente hubiera lamido un gato negro, era motivo para enfermar de por vida. Dicen los viejos de estos lugares, que cuando un gato se lame las patas con insistencia y anochece, significa que se acerca visita. Si una mujer joven pisa la cola de un gato aunque no haya sido con intención, pasará hasta un año hasta que se pueda casar. Si vemos a un gato saltar por encima de un ataúd, es señal de que el difunto regresará aparecido para pedir cuentas pendientes. Y no dejemos a un lado la superchería relacionada con lo meteorológico; si un gato se agarra a la ropa de su ama/o, no tardará en llegar tormenta. Si duerme con el lomo hacia arriba, se acercan heladas. Si se lava el hocico, es aviso de que las lluvias están cerca.

 

Sea como sea, y más allá de las tradiciones, supersticiones e historietas populares, el felino doméstico está viviendo actualmente una etapa tranquila junto al hombre (aunque gentuza criminal siempre habrá capaz de maltratar a un animal). Y es que bien mirado, el gato es el perfecto compañero de piso, que va a lo suyo y viene a buscarte únicamente cuando necesita cariño y algo de roce.

 

 

Publicado en Crónicas Atlantes

CP Redacción Tenerife _

. El comunicador canario Juanca Romero, presenta en Tenerife “Llega tu cambio… con Talento puedes”, evento interactivo que enseña como conectar con nuestro talento.

. La cita tendrá lugar el viernes 21 de octubre a las 18:30 horas en la sala cultural de la MAC (Antigua Casa Elder de S/C de Tenerife)

 

Sabes que en estos momentos de tu vida necesitas dar un paso hacia delante, encontrarte de frente con las herramientas que sólo tú tienes para convencerte de que LLEGA TU CAMBIO.

 

¿Recuerdas aquello que te gustaba hacer de pequeño?

¿De verdad eres feliz con la vida que tienes?

¿Sientes que todavía hay mucho por mostrar dentro de ti?

CON TALENTO PUEDES alcanzar todo lo que te propongas, con la única herramienta verdaderamente útil… TÚ.

Aprende a localizar tus capacidades y a gestionarlas para hacer que tu recorrido sea verdaderamente único, especial y productivo. Tu crecimiento como persona pasa por disfrutar con todo aquello que haces, sea en el ámbito privado como en el profesional.

¿Crees que esto no va contigo? ¡Te equivocas!

CON TALENTO PUEDES dar el cambio que tu vida necesita. Tienes mucho talento, todo lo necesario para que cada día se convierta en una experiencia inolvidable… y te vamos a dar las claves para que lo logres.


Juanca Romero Hasmen, experimentado comunicador, especialista en gestión del talento y trabajos en equipo, trae a Tenerife el evento CON TALENTO PUEDES, en el que a través de un encuentro interactivo y multimedia, pone sobre la mesa las claves para localizar nuestras capacidades y potenciarlas.

 

 

CTP SalaMAC

 


CON TALENTO PUEDES es además el último libro que ha publicado Juanca Romero Hasmen, en el que detalla los diferentes métodos que recomienda para trabajar cada día sobre nuestro talento.

El próximo 21 de octubre LLEGA TU CAMBIO.


Aunque solamente sea por curiosidad, no faltes a este evento… ¡si te lo cuentan, no es lo mismo!


Viernes 21 de octubre, a las 18:30 horas en la Sala Cultural de la MAC (Mutua de Accidentes de Canarias), Santa Cruz de Tenerife.

Publicado en Cultura
Domingo, 16 Octubre 2016 07:00

EL MISTERIO DE LOS FILIICHRISTI DE AGULO

Canarias Plural - Sociedad _

CRÓNICAS ATLANTES
© Juanca Romero Hasmen

 

EL MISTERIO DE LOS FILIICHRISTI DE AGULO

Entrevista con el escritor Daniel María

Mística y misterio, ingredientes ambos de una de las historias más curiosas y desconcertantes de cuantas podremos escuchar.  En los años 20 del siglo pasado, en Agulo, La Gomera, un grupo de intelectuales y artistas crearon un círculo o sociedad mística, una congregación de corte aparentemente cristiano en la que tuvieron cabida enseñanzas masónicas, y teosóficas, incorporando prácticas como el celibato, la meditación, la hipnosis y mediumnidad... Algunos vestían con hábito y dormían sobre el suelo para alinearse energéticamente con la Tierra, otros plasmaron sus creencias esotéricas en novelas y a otro se le pierde la pista en el evocador Tíbet. El metódico escritor Daniel María acaba de publicar el libro ”El misterio de los filiichristi de Agulo”, que bajo el sello editorial Baile del sol, presenta un exhaustivo trabajo de investigación verdaderamente esclarecedor.

 

Portada "El misterio de los filiichristi de Agulo"¿Quiénes fueron los filiichristi? -Fueron un grupo de amigos, todos naturales de Agulo (La Gomera), a excepción de uno de ellos, que llegaron a crear una congregación teosófico-cristiana en los años veinte del pasado siglo.

 

Interesados en las letras, la filosofía, las mancias, los conocimientos orientales, teosofía, esoterismo… ¿Eran librepensadores?, ¿eran masones? -Librepensadores que, como bien dices, se interesaron por múltiples conocimientos, sabidurías y credos. Cuatro de ellos pertenecieron a la masonería: a las Logias de Añaza (Tenerife) y Fuerza Numantina (Madrid).

 

¿La represión franquista convirtió a los filiichristi en perseguidos como también ocurrió por ejemplo con los masones? -A cuatro de ellos, precisamente a los que pertenecieron a logias, se les procesó y condenó durante el franquismo. Uno de los filiichristi desapareció para siempre, aunque su último rastro alude al Tíbet, y los otros tres vivieron en Madrid y Tenerife. La Guerra Civil abortó de raíz el proyecto de la congregación.

 

¿De dónde proviene la creencia popular de que los integrantes de este grupo eran capaces de hablar con los muertos? -En la investigación he seguido dos grandes líneas: la que proviene directamente de la documentación y la obra literaria y periodística de los filiichristi y la ofrecida por la memoria  colectiva que se mantiene viva en Agulo, gracias a personas que los trataron íntimamente.

Según los testimonios recogidos, muchas personas acudían a ellos para encontrar objetos perdidos, saber del paradero de familiares durante la guerra y la emigración y para contactar con seres de otra dimensión. Además, Pedro Bethencourt Padilla, uno de los filiichristi, explica en el prólogo de su libro La corrupción del mundo o el imperio de la magia, que seres de otro mundo lo han elegido para redactar las advertencias que ofrece en su obra, por lo que él no es el autor sino el medio del que se han servido los otros.

 

¿Vivió La Gomera de espaldas a los filiichristi? -En gran medida, sí, porque la acción de los filiichristi se llevó a cabo de puertas para adentro, en su pueblo. No obstante, eran conocidas sus reuniones en el cementerio de Agulo y en el Garajonay. También hay testimonios de reuniones en el faro de San Sebastián, capitán de La Gomera. Parece que llegaron a establecer una pequeña célula en Vallehermoso, otro municipio del norte de La Gomera, pero debió ser un episodio muy corto porque apenas existen referencias. En Agulo eran muy conocidos, pero hay que tener en cuenta las dificultades de aquel momento para trasladarse de un pueblo a otro, lo que originó que el epicentro de su historia sea Agulo.

 

Y la isla del siglo XXI, ¿sabe de ellos? -Desde que comencé a investigar y a ofrecer charlas sobre los filiichristi, tanto en La Gomera como en Tenerife y Gran Canaria, ha aumentado el interés por este grupo místico y esotérico. En el Agulo actual están muy presentes y ojalá, poco a poco, vayan alcanzando mayor repercusión, porque su historia y sus obras la merecen.

 Agulo en 1927. Fotografía recuperada y restaurada por Pedro Cruz Vera

 

El actual Parque Nacional de Garajonay, y Patrimonio de la Humanidad, ¿qué relación tiene con los filiichristi? -Los filiichristi estudiaron la posibilidad de asentarse en el Garajonay y allí crear su espacio de meditación y estudio. Este objetivo junto al de emprender acciones para alfabetizar a la población fueron los grandes proyectos que no pudieron emprender.

 

¿Este libro, que acaba de ver la luz, es sobre todo una porción de la memoria colectiva de Agulo? -Ha sido fundamental para la investigación que la memoria colectiva de Agulo se prestara en todo momento a ofrecer sus recuerdos, anécdotas y materiales. Gracias a ellos he podido reconstruir, en la medida de lo posible, la vida y el carácter de sus protagonistas.

 

Agustín Bethencourt Padilla¿Has podido identificar a cada uno de sus integrantes y conocer cuáles fueron sus funciones dentro del colectivo? -Sí. Fundamentalmente los filiichristi fueron Agustín Bethencourt Padilla, políglota, viajero y líder del grupo; su esposa Luz López y los discípulos de Agustín, el pianista y escritor Domingo Montesinos y el periodista Pascasio Trujillo. También encontramos a Pedrillo Sánchez, lutier y maestro, que experimentó la vida más asceta del grupo, y los hermanos de Agustín, los escritores Pedro y José Bethencourt Padilla, que se encontraban en Cuba y Tenerife, respectivamente, durante los años más activos de la congregación, aunque son los autores de las principales obras literarias del grupo. Habría que añadir, como un filiichristi a medias, al pintor José Aguiar.

 

 

¿Destacarías alguna de sus investigaciones o estudios por lo relevante del resultado? -Destaco sobre todo la obra de Pedro Bethencourt Padilla, autor del poemario Salterio y del ensayo La corrupción del mundo o el imperio de la magia y la obra de su hermano, José Bethencourt Padilla, autor de dos novelas clave: La efigie de cera, de corte masónico, y El salmo de la bruja, que recoge una importante labor de investigación sobre la brujería en La Gomera.

 

¿Vivían, se vestían o comían de forma diferente al “resto de mortales”?
 -En la única entrevista que concedió Agustín Bethencourt Padilla, en 1927, lo deja claro. Los filiichristi deben cumplir con determinadas normas: dejarse el pelo largo, vestir hábito, no ingerir carne, pescado, alcohol ni excitantes y renunciar a las pasiones. Además, han de abrazar los sacramentos y sacrificios del bautismo, la confesión, la castidad, la pobreza y la obediencia.

 

¿Qué fue de los filiichristi? -A partir de 1936 desaparecen como congregación. Sobreviven, entre Canarias, Madrid y Cuba, desempeñando sus profesiones: el periodismo, la docencia e incluso la medicina alternativa. En la década de los cuarenta comenzarán a ser perseguidos, interrogados y condenados. Aunque no lograron unirse de nuevo, al menos que sepamos, en los años sesenta se vivió en Agulo un segundo episodio, protagonizado por los filiichrisiti que vivían en el pueblo, donde emprendieron durante un tiempo las reuniones de antaño.

 

Muchas gracias, Daniel, por tu amabilidad y felicidades por este intenso trabajo. -Gracias infinitas a ti por el interés y el apoyo que me has brindado desde los inicios de esta investigación.

 

 

 

Publicado en Crónicas Atlantes

CP Editorial_

Canarias Plural © Juanca Romero H.

CPJuanca Editorial3La molesta “solidaridad” que pulula en los cruces de calles

Podría comenzar estas breves líneas apuntando las miras hacia plagas de casposa identidad política que andan más preocupadas por no perder su pactada e insular silla, que por gobernar para todos los canarios. Podría iniciar esta aventura de letras hablando de los silencios color bermellón y su correspondiente bajada de pantalones ante los verbeneros de la mortadela, pero no es el fin de este editorial periodístico.

Desde hace un buen puñado de semanas he estado tentado de escribir sobre un asunto que puede parecer banal para muchos, pero que se ha convertido en un auténtico problema para los viandantes y comerciantes de las principales calles de nuestras ciudades. Me refiero a esa colorida plaga de jovencitos/as que, armados con un portafolio y el correspondiente chaleco identificativo, te atrapan en las esquinas de las principales calles de la ciudad para “ofrecerte” colaborar con la ONG de turno. Para aquellos a los que no les suene de nada lo que comento, pueden calificar de algo gratificante la eclosión solidaria que ha salido a las calles, pero para todos los que padecemos diariamente el acoso de esta marea mareante, se ha convertido en toda una tortura pasear tranquilamente sin que te asalte uno de estos bandoleros de la solidaridad, uno de estos comisionados jóvenes que están ahí porque los que están por arriba les aleccionan para que se coloquen en lugares estratégicos en los que la escapada del ciudadano sea casi imposible.

Y así, viéndolos desde lejos, me dispongo a trazar la línea de escapada para no tener que repetirles por enésima vez que no me interesa, que no es buen momento. ¿Cómo lo hago? Hay 3 chicos y 4 chicas ocupando todo el cruce de calles. Agarro mi teléfono móvil y haciendo un ejercicio de estupidez y cutre locura, me lo llevo a la oreja y empiezo a hablar con nadie para simular que estoy enfrascado en una conversación inexistente. Paso junto a 2 de ellos mientras apuntan su mirada hacia mi teléfono con cierta esperanza de que cuelgue la supuesta llamada y puedan caerme encima. ¡Por fin!”, he logrado superar a los okupas esquineros sin que me paren, aborden, acosen… invadan.

Los comerciantes de estas zonas están hasta las narices de que los niñatos de la carpetita solidaria se pongan frente a sus negocios, porque está comprobado y puedo dar fe de ello, que los viandantes que pasan por allí se preocupan más por esquivar a estos plastas que por mirar con tranquilidad y disfrute los escaparates. Los ayuntamientos deben buscar soluciones a este coñazo de plaga, a esta corriente que busca la solidaridad machacando a los ciudadanos que paseamos por esas calles o simplemente vamos a realizar gestiones. Los ayuntamientos no pueden dar la espalda a esta moda de imponer la solidaridad a base de invadir el espacio vital de la gente.

Sin lugar a dudas están ocupando un espacio público, calles que son de todos/as. Son las formas, son los modos que utilizan los que hacen de estas prácticas un auténtico problema. La solidaridad es algo que debería estar extendida hasta los últimos rincones de la sociedad, del mismo modo que debe ser ejercida desde la libertad individual y no desde la coacción.

Ver a los abuelos abordados por estos mercenarios, acosados y casi obligados a que saquen la solidaridad de sus pensiones, es cuando menos vergonzoso y digno de ser catalogado como deleznable. Estos cazadores de la solidaridad si tienen la necesidad salir a la calle, deben hacerlo en orden, posicionándose en un lado de la calle o plaza autorizada para ese fin, y dejando que sea el ciudadano el que se interese por la labor social que ofrecen.

La solidaridad no se impone, y mucho menos debe convertirse en un problema por culpa de las instrucciones que los de arriba, dan a los jóvenes que buscan unas perrillas en las comisiones que se ganan por cazar solidaridad acosando a los viandantes. La solidaridad es otra cosa mucho más amable, o al menos debería serlo.

 

 

 

 

Página 1 de 6