Canarias Plural_

CP Cultura

 

Confía en que el Ayuntamiento capitalino cumpla el acuerdo plenario de revisar el Catálogo de inmuebles protegidos teniendo en cuenta los informes del Cabildo que proponen 500 nuevas catalogaciones.
Solicita que las asociaciones culturales estén representadas en el Consejo de Patrimonio Histórico y desea que la composición de este órgano tenga el refrendo unánime del pleno del Ayuntamiento.
 
La Asociación Nuestro Patrimonio, por acuerdo de su asamblea celebrada a finales de septiembre de 2017, reitera públicamente su preocupación por el riesgo de pérdida irreversible de inmuebles con valor patrimonial para Santa Cruz de Tenerife.
 
En este sentido, confía en se cumpla el acuerdo del Pleno del Ayuntamiento capitalino adoptado por unanimidad en junio para que el Consejo Municipal de Patrimonio Histórico, que no se reúne desde 2009, aborde revisar el Catálogo de Protección a partir de informes del Cabildo que desde 2007 proponen proteger (en su mayor parte solo fachadas) más de 500 inmuebles que, a día de hoy, pueden derribarse enteramente en la ciudad.
Nuestro Patrimonio reclama una vez más que se reactive cuanto antes dicho consejo, y solicita que las asociaciones cuyo objeto sea el patrimonio histórico estén representadas en él, que en cualquier caso sea un órgano eminentemente técnico compuesto por profesionales y expertos en la materia, y que su composición tenga el refrendo a ser posible unánime del Pleno municipal.
La Asociación muestra, con carácter general, su coincidencia con los informes del Cabildo en cuanto a la necesidad de una mejor protección, cualitativa y cuantitativa, del patrimonio histórico de la capital tinerfeña. Asimismo, exige que la denegación de una catalogación por parte del Ayuntamiento se justifique en cada caso, de forma motivada, al menos con igual grado de detalle con que el Cabildo justificó su protección.
 
La Asociación reitera su reividicación a las Administraciones Públicas, incluso con cambios legislativos, de todo tipo de medidas de fomento para incentivar la rehabilitación, restauración o conservación de inmuebles históricos debido a la carga que supone el deber de conservación y la restricción de aprovechamientos urbanísticos que puede comportar una catalogación.
 
Nuestro Patrimonio defenderá que en la reforma de Ley de Patrimonio Histórico, ya en curso, se mejore el procedimiento interadministrativo a favor de preservar los valores patrimoniales, de modo que no se repita lo sucedido en la capital tinerfeña, es decir, la gran desproporción entre las catalogaciones propuestas por un cabildo y las finalmente aceptadas por un ayuntamiento.
Publicado en Cultura